El Producto Interior Bruto (PIB) aragonés ha crecido el 0,9 por ciento en el segundo trimestre de 2015, una décima menos que la media española, que lo ha hecho el 1 por ciento, pero por encima en cinco décimas de la de la Zona Euro, donde se ha incrementado el 0,4 por ciento.

Estas son las estimaciones realizadas por el Instituto Aragonés de Estadística sobre los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral publicados por el Instituto Nacional de Estadística, ha informado el Gobierno autonómico en una nota de prensa.

En ella ha indicado que, en tasas interanuales, el crecimiento respecto al mismo trimestre del año anterior se sitúa en el 2,8 por ciento en la Comunidad, frente al 2,3 por ciento del trimestre precedente, por debajo de las cifras registradas por el conjunto de España —del 3,1 por ciento—, pero de nuevo superior a la del conjunto de países de la Zona Euro, donde ha sido del 1,5 por ciento.

"La economía aragonesa acelera así su crecimiento en el segundo trimestre, una vez superado el bache experimentado en el inicio del año, y anota el ritmo de crecimiento interanual más elevado desde el primer trimestre de 2008", han apuntado las mismas fuentes.

Desde el punto de vista de la demanda, en la doméstica se observa una aceleración tanto en el consumo, como en la inversión en bienes de equipo. Así, el consumo de los hogares ha registrado en Aragón un crecimiento del 3,8 por ciento en el segundo trimestre del ejercicio, superior a la media nacional, del 3,5 por ciento, y dos décimas por encima del período precedente.

INVERSIÓN

La inversión se comporta de forma desigual en sus dos componentes principales. La formación bruta de capital en bienes de equipo se acelera en términos interanuales hasta alcanzar un destacado 13,3 por ciento, frente al 9,2 de la media nacional, recuperando así registros habituales de los trimestres del año 2014.

Por su parte, la tasa interanual de inversión en construcción anota un avance del 4,3 por ciento, lo que supone la mitad del ritmo registrado en el primer trimestre —del 9 por ciento—, cifra superada además por el conjunto de España, donde ha crecido el 5,1.

"Un menor dinamismo en la compraventa de viviendas y formalización de hipotecas explicarían este comportamiento durante el período de referencia", han indicado desde el Ejecutivo aragonés.

De la información disponible en materia de sector exterior, se observa como la demanda externa presenta una contribución negativa al crecimiento aragonés durante el período de referencia.

Según las estimaciones realizadas a partir de las cifras de Aduanas, las exportaciones de bienes se ha incrementado el 15,3 por ciento en el segundo trimestre del año. En el caso de las importaciones, estas han aumentado a un ritmo menor que el período precedente, hasta el 27,9 por ciento. De esta forma, el agregado de intercambios con el exterior de abril a junio arroja un saldo comercial positivo 45,3 millones de euros.

OFERTA

El Gobierno de Aragón ha precisado que desde el punto de vista de la oferta, en el segundo trimestre de 2015 se ha producido una aceleración generalizada en los ritmos de crecimiento de todos los sectores productivos.

Las actividades agrícolas, que engloban la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, experimentan un aumento del 6,8 por ciento en el segundo trimestre, consiguiendo que este sector lidere el avance del período.

Si bien sus datos presentan en los últimos trimestres "una elevada volatilidad por lo que hay que considerarlos con cierta cautela". Este avance contrasta, no obstante, con el menor incremento que registra la media nacional, del 2,2 por ciento.

La industria manufacturera recupera en el segundo trimestre un ritmo sólido de crecimiento y crece un 5,9 por ciento anual, casi dos puntos superior, al trimestre precedente, y más de dos puntos superior al conjunto nacional, donde ha sido del 3,8 por ciento.

En tercer lugar, se sitúa el sector de la construcción, con un avance del 4,9 por ciento, siete décimas superior al trimestre anterior, aunque por debajo de la media española, del 5,8 por ciento, que "sigue presentando un notable ritmo de avance que evidencia la solidez de su recuperación".

Por último, el sector servicios —que representa en torno al 60 por ciento del empleo y la producción totales de la economía aragonesa— ha aumentado el 2,3 por ciento, tasa superior a la registrada en el primer trimestre donde alcanzó un 1,9 por ciento, pero inferior a la tasa media del conjunto del país que ha sido del 3 por ciento.

Por lo que respecta al comportamiento en el segundo trimestre del año de las ramas comercio, transporte y hostelería, estas aceleran asimismo su crecimiento respecto al período anterior hasta un meritorio 3,8 por ciento.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.