Pamplona inicia este miércoles la Semana Europea de la Movilidad con dos acciones para concienciar a la ciudadanía de las ventajas del transporte sostenible y el ahorro energético que suponen. Durante todo el día estará cerrado el aparcamiento del aulario de la Universidad Pública de Navarra y por la tarde, una marcha ciclista urbana hará un recorrido por distintas calles de la ciudad.

La marcha ciclista partirá a las 18 horas y no implicará el corte al tráfico de ninguna calle. Por el contrario, el cierre del aparcamiento de la UPNA sí supondrá restricciones, ha informado el Ayuntamiento en una nota.

En concreto, durante todo el día, de 7.30 a 21 horas, se cerrará a motos y coches el acceso al parking de la UPNA. De ello se encargará la Policía Municipal, que sólo permitirá el paso al recinto de la UPNA de los autobuses (líneas 1,6 y 9), además de los servicios de mantenimiento de la misma.

A partir de este martes, se dará a conocer a los estudiantes esta campaña, para que este miércoles estén preparados y puedan optar por otras formas de desplazamiento.

Según diversos estudios, este tipo de campañas de concienciación consiguen ahorros energéticos entre un 5% y un 10% del consumo anterior. Extrapolando este dato, se podría prever que se incremente entre un 5% y un 10% los viajes a la universidad que se realizan de forma sostenible.

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona garantizará el posible aumento de demanda de autobús que se producirá mañana, de manera que el servicio transcurrirá con total normalidad, ha añadido el Consistorio.

Marcha ciclista por la tarde

El inicio de esta Semana de la Movilidad tendrá la bicicleta como protagonista. A las 18 horas, una marcha ciclista urbana partirá de la Plaza del Castillo para hacer un recorrido por la ciudad en bici por la calzada de entre una hora de duración. La marcha tiene como fin animar al ciclista urbano a desplazarse por la calzada y concienciar al mismo tiempo a los conductores de vehículos sobre el respeto hacia la bicicleta.

El recorrido aproximado es de 14 kilómetros. La marcha parte de la Plaza del Castillo, y sigue por la avenida Carlos III, calle Cortes de Navarra, Amaya, avenida Baja Navarra, carretera de Badostáin, Monjardín, Blas de la Serna, Río Queiles, avenida Zaragoza, Erletokieta, avenida Sancho el Fuerte, Pío XII, avenida de Navarra, avenida de Barañáin, avenida de Bayona, Monasterio de Belate, Monasterio de la Oliva, avenida de Navarra, avenida de San Jorge, Marcelo Celayeta, Errotazar, Río Arga, Vergel, Labrit, Duque de Ahumada y avenida Carlos III para regresar a la Plaza del Castillo.

A la salida se repartirán octavillas con consejos en relación a la circulación en bicicleta por calzada (respetar las señales de tráfico, ir en el carril derecho, indicar con antelación suficiente cambios de sentido, etc.).

A diferencia de la marcha popular prevista para el sábado, en este caso no se cortarán las calles porque se busca que sea lo más parecida a como se haría en la vida real, es decir, cómo lo haría un ciclista urbano de manera rutinaria. La Policía Municipal cooperará velando para que se cumplan las normas de circulación y dará apoyo en los cruces que sean conflictivos.

Para esta marcha se contará con la colaboración de la Asociación Ciclista Mujeres en Bici-Bizikume, asociación que nace en 2014 y que incluye a mujeres que se juntan para ir en bicicleta en sus distintas modalidades (bicicleta de montaña, bicicleta urbana, etc.). Esta asociación da consejos a la hora de adquirir una bicicleta, equipamiento deportivo, además de organizar talleres de biciescuela, en donde enseñan a montar en bicicleta, y marchas, como el día del cáncer de mama.

Con el fin de evitar que la marcha se expanda en exceso, habrá tres puntos de reagrupamiento, aprovechando la existencia de calzada con dos carriles y así evitar molestar al normal uso de la misma. Dichos puntos son la calle Blas de la Serna, avenida de Barañáin y avenida de San Jorge, frente al Instituto Cuatro Vientos, ha detallado el Ayuntamiento.

Consulta aquí más noticias de Navarra.