El pleno del Parlament ha aprobado este martes instar al Gobierno central a incrementar el nivel de déficit del 2016, previsto en el 0,3 por ciento, para que, así, se permita a las autonomías hacer frente a las necesidades sociales que deben atender.

Según se ha aprobado, también se insta al Ejecutivo central a que, si es necesario, se compense este incremento con una disminución del nivel de déficit previsto para el Estado.

La proposición no de ley ha sido apoyada por PSIB, MÉS per Mallorca, MÉS per Menorca, Podemos y El PI, y ha contado con el voto en contra de PP y Ciudadanos.

Durante la defensa de la PNL, el diputado socialista Andreu Alcover ha defendido la importancia de incrementar el límite del déficit no para "gastar más" sino para "no gastar menos".

Sobre este tema, el diputado Antoni Camps declaró que la PNL demuestra "que no han entendido lo que pasó en la legislatura del Pacte" y que "aumentar el déficit es aumentar el endeudamiento, es muy peligroso".

Según explicó, cuando hay falta de liquidez en las cuentas es cuando "empiezan los impagos a los proveedores y se obliga a las empresas a cerrar". En este sentido, criticó el anuncio sobre la creación de la Facultad de Medicina y dijo que el Govern "no está dispuesto a frenarse en nada".

Además, señaló que el PP está de acuerdo en el establecimiento de un objetivo de déficit asimétrico, si bien hablan "de décimas, no de medio punto, ni de puntos", ha dicho Camps, quien ha opinado que el actual Govern está volviendo a los errores del Pacte.