El consumo per cápita en Asturias ha caído un 3,6 por ciento durante la crisis, menos de la mitad que el 8,6 por ciento de caída registrada por el conjunto de España en el mismo periodo. El gasto per capita de Asturias es de 11.474 euros, por encima de la media española (10.759), según el barómetro de consumo Barclaycard-IESE presentado este martes en Madrid.

De las 17 comunidades autónomas, Asturias ocupa el decimotercer puesto por gasto total en consumo en 2014 sobre el total de España, por delante de Extremadura y detrás de Baleares.

Teniendo en cuenta las distintas categorías de gasto por persona, el que más se ha reducido en Asturias en este periodo ha sido el de mobiliario y equipamiento del hogar (39%), seguido de ropa y calzado (35%) y joyería (33%). Otro de los datos destacados del estudio es que el gasto en educación de los asturianos es casi de la mitad que la media española, 82 euros frente a 147.

Asturias es una de las tres comunidades en las que más se ha incrementado el gasto en sanidad (29%) desde 2007, a pesar de experimentar una fuerte caída en 2009, año en el que más se resintió el gasto en este sector en España. Además, el gasto en sanidad se ha incrementado un 64%.

El comportamiento del consumo en 2014

En 2014, el consumo per capita en Asturias ha crecido un 2,8%, dos puntos por encima del incremento registrado en la media española (0,8%).

Para todas las franjas de edad del sustentador principal de la familia, alimentos y bebidas es la partida del gasto que se lleva la mayor parte del presupuesto del hogar. Un 33% para hogares con un sustentador principal de 65 años o más; un 27% para hogares con edades intermedias y un 22% en hogares donde el sustentador principal tiene 30 años o menos.

En el caso del gasto en restaurantes, la situación es a la inversa: un 19% los menores de 30, frente a un 9,6% para los de 65 o más. El gasto en educación es mayor para hogares intermedios (3,1%), quienes típicamente tienen jóvenes a su cargo. Los más jóvenes gastan más carburantes y vuelos y hoteles que las demás categorías, mientras que los mayores de 65 años gastan más en sanidad y en agua, gas, sanidad y teléfono.

La categorización por ingresos de hogar muestra que la fracción del presupuesto destinado a alimentos y bebidas es de 36%, 28% y 22%, respectivamente, para los hogares con menos de 1.000, entre 1.000 y 3.000 y más de 3.000 euros de ingresos netos mensuales. Asimismo, estos valores en el caso de restaurantes son de 9%, 14% y 17%, respectivamente.

Desde Barclay estiman que los hogares de mayores rentas sustituyen el consumo de alimentación en casa por el gasto en restaurantes. Por otro lado, los hogares con ingresos inferiores a 1.000 euros gastan la mayor parte de su presupuesto en alimentos y bebidas y en agua, gas electricidad y teléfono.

Consulta aquí más noticias de Asturias.