El consejero de Presidencia del Gobierno aragonés, Vicente Guillén, ha observado que "ahora se ve con escepticismo" que el Tribunal Constitucional haya decidido suspender cautelarmente la Ley de Aguas y Ríos de Aragón, por el recurso presentado por el Gobierno de España, cuando el anterior Ejecutivo autonómico, presidido por Luisa Fernanda Rudi (PP), presentó "como un gran logro" garantizar la reserva hídrica de 6.550 hectómetros cúbicos.

El Tribunal Constitucional (TC) ha decidido este lunes suspender cautelarmente la Ley 10/2014 de Aguas y Ríos Aragón después de que haya admitido a trámite el recurso de inconstitucionalidad presentado por del Gobierno central contra varios preceptos de este texto.

En rueda de prensa, tras el Consejo de Gobierno, Vicente Guillén ha indicado que el nuevo Ejecutivo aragonés planteará "las alegaciones oportunas" en defensa de los intereses de Aragón ante la decisión del Constitucional.

No obstante, ha recordado que en la Comisión Bilateral Aragón-Estado se alcanzó un acuerdo "explícito" sobre la reserva hídrica "y ahora se ve con cierto escepticismo que ese acuerdo se queda en papel mojado".

"Somos muy respetuosos" con la decisión del Constitucional, pero es "sorprendente que lo que se presentó como un gran logro del anterior Gobierno", el acuerdo sobre la reserva hídrica, "ahora sea el propio Gobierno (central) el que recurra algunos artículos de esa ley".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.