El subdirector general de la RTVA, Joaquín Duran, ha subrayado este martes que la fusión de Canal Sur Televisión y Radio no supondrá despidos de trabajadores ni recortes de derechos o movilidad geográfica y que su objetivo es buscar la eficiencia del servicio.

En su comparecencia ante la Comisión de Control del Parlamento de Andalucía, el responsable del ente público andaluz también ha detallado que la fusión, una de las consecuencias del plan estratégico, tampoco "supondrá trabajar más sino trabajar en función de las necesidades" y que las distintas categorías profesionales prestarán servicios indistintamente para las dos.

Durán también ha asegurado que el Décimo Convenio Colectivo, aprobado recientemente, "seguirá vigente y no se verá afectado".

El responsable del ente autonómico ha insistido en que la fusión no supondrá la reducción de la prestación del servicio público de la agencia sino que "tratará de lograr una simplificación de los procedimientos societarios y en la toma de decisiones, ser más operativos, más eficaces" y, en definitiva, "caminar hacia una empresa mas fuerte y competitiva".

Para avanzar en este sentido se creará un grupo de trabajo en el que estén tanto la dirección de la empresa como los representantes sindicales, para estudiar cómo se aplicarán los distintos aspectos a los que afecta dicha fusión, como la formación, categorías, organización o movilidad.

La unidad de empresa, según ha subrayado, no es algo nuevo. "Desde el año 2013 se ha planteado esta idea a los representantes de los trabajadores en diversos foros. Y se trata de una técnica de gestión empresarial iniciada en la mayoría de lo medios públicos tanto de nuestro país como europeos. RTVE inició este procedimiento el pasado año y a nivel autonómico las corporaciones de Cataluña, Galicia o Asturias se encuentran en el mismo proceso".

Reservas con el mantenimiento del empleo

En el turno de los portavoces parlamentarios, el de IU, José Antonio Castro, se ha preguntado por qué sólo se plantea la fusión de Canal Sur Radio y Canal Sur Televisión, las principales prestadoras de servicio y las que tienen menos recursos, y se deja al margen a la RTVA, que es la que absorbe gran cantidad de recursos y desde el punto de vista periodístico se ha preguntado sobre la maximización de recursos y optimización que supondrá que el mismo periodista coja la información para los dos medios.

Por su parte, el del PP, Guillermo García de Longoria, ha dicho que este nuevo anuncio de fusión nació "enmarañado" porque lo anunció el vicepresidente Manuel Jiménez Barrios argumentando un criterio "únicamente economicista y de ahorro", pero "inconcreto al no detallar a costa de qué se ahorra" y ha advertido de que genera "dudas, desconcierto e inseguridad" en los trabajadores por su "falta de concreción".

El socialista Francisco Javier Aragón ha salido al paso de las críticas sobre el anuncio de la fusión y ha defendido que es un "proceso perfectamente legal" y ha ensalzado que no se vayan a llevar a cabo despidos ni recortes; mientras que la diputada de Ciudadanos Isabel Albás, ha dudado del mantenimiento pleno del empleo si, como ha asumido el subdirector, ahora un solo periodista cubrirá la información para radio y para televisión y antes había una persona para cada medio. "Quiero y confío en que no haya despido pero la fusión tendrá que conllevar una buena reestructuración para que no haya despidos porque si no, va a ser imposible".

Podemos, a través de su portavoz, Jesús Romero, se ha manifestado en contra de la fusión y ha abogado por una verdadera planificación de la RTVA "adaptado a la realidad de la comunidad y que verdaderamente dé un servicio público". Además, ha mostrado su temor a que efectivamente no suponga una merma en el número de trabajadores.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.