El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha lamentado el "desgraciadísimo accidente" que ha conllevado la muerte de un hombre en la madrugada del lunes en la zapata de hormigón que separa la muralla de la calle Betis de la lámina de agua del río Guadalquivir, destacando la importancia de la valla que ya se encuentra en ejecución en este área.

A preguntas de los periodistas, tras presentar la Semana Europea de la Movilidad, Espadas recuerda que la investigación policial se encuentra abierta para ver las causas de este "desgraciadísimo nuevo accidente que deja un muerto en la ciudad".

Así, señala que lo sucedido refuerza la decisión de colocar una valla del anterior gobierno y que ha sido compartida por el actual, que es el que lo está ejecutando "no por una cuestión estética, porque hubo un accidente, sino porque había que hacerlo".

"Era un asunto pendiente en la ciudad", insiste, tras explicar que la colocación de la baranda de seguridad se está ejecutando en estos momentos, desarrollándose en el plazo previsto.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.