En su comparecencia en la Junta General ante los grupos parlamentarios para explicar su programa de gobierno de cara a la nueva legislatura, Varela ha incidido en la necesidad de "agilizar el acceso" al Salario Social, servicio del que actualmente se benefician unas 37.725 personas —son 17.148 los titulares de la ayuda, pero se estima que de cada salario social se benefician 2,2 personas—, para que se acorten los plazos de revisión.

En esta línea, la Consejería está trabajando en medidas que deriven en una "reincorporación inmediata" al salario social de las personas perceptoras que han salido del sistema para trabajar por 90 días, a fin de que "la tardanza en la incorporación no desmotive" a las personas beneficiadas.

Para ello la Consejería revisará "en profundidad" la normativa y los procesos internos en virtud de lograr "una mayor simplificación", reorganizando la plantilla y mejorando las funcionalidades de la aplicación informática.

Igualmente prevé fortalecer la intervención técnica que favorezca la salida de los procesos de exclusión, mediante el Plan de Seguimiento de los Programas Personalizados de Incorporación Social y de la actualización de la Guía de Incorporación Social como "herramienta básica" para los profesionales de la materia.

La coordinación con empleo se llevará a cabo mediante "cauces permanentes de coordinación" entre el Sepepa y los Servicios Sociales para la atención a las personas perceptoras de prestaciones, "con especial colaboración con las entidades del tercer sector".

Asimismo, la Consejería analizará los diez años de vigencia de la prestación, para esclarecer cuál es el perfil de los usuarios, cómo se ha implantado y cuáles son sus resultados.

A fecha de 31 de julio, el número de personas pendientes de recibir el Salario Social ha ascendido a 704 personas. Teniendo en cuenta que, de media, se registran unas 400 peticiones al mes, Varela ha destacado el "trabajo impresionante" que ha realizado su departamento para reducir las listas de espera. "En menos de un año podemos tener totalmente actualizada la revisión del salario social", ha vaticinado.

Esfuerzos centrados en la rehabilitación de viviendas públicas

Otra de las principales líneas de actuación en el departamento dirigido por Pilar Varela será la rehabilitación del parque público de viviendas. "Asturias seguirá siendo una comunidad modélica en este sentido", ha apuntado. Actualmente, hay 333 viviendas públicas desocupadas y pendientes de rehabilitación.

En materia de vivienda, la Consejería centrará sus esfuerzos en fomentar la ayuda al alquiler a través de la empresa pública Vipasa, destinar una "pequeña línea" de ayudas a la compra y establecer "lo antes posible" un Plan de Garantía Habitacional.

Abordarán además una "adaptación normativa" en la que se estudie la posibilidad de permitir el alquiler con opción a compra dentro de las viviendas protegidas para que el stock de promotores privados con viviendas protegidas pueda ser ofertado "de manera más atractiva" reduciendo así la bolsa de vivienda nueva desocupada.

Consulta aquí más noticias de Asturias.