La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha anunciado este martes que el Govern espera recaudar 10 millones de euros más con un plan de lucha contra el fraude fiscal que se pondrá en marcha el próximo año 2016, con lo que Baleares recaudaría entre 45 y 50 millones de euros anuales.

Así lo ha anunciado la presidenta durante el pleno del Parlament de este martes, donde ha reiterado que su objetivo es "gravar a los que más tienen y perseguir a los defraudadores". Con estos diez millones más de recaudación se llegarían a los niveles recaudados durante la legislatura de Francesc Antich, de entre 45 y 50 millones.