Soria
 El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, durante su intervención en el Foro sobre turismo. EFE/Sergio Barrenechea

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha asegurado que a finales de 2015 habrán visitado España la cifra récord de 68 millones de turistas extranjeros, durante su intervención en el Foro sobre turismo organizado este martes en la sede de Efe. Este volumen supone que España recibirá tres millones más de turistas que en 2014, cuyo número fue de 65 millones de personas y nuevo récord.

En verano el número de extranjeros que visitaron España ha crecido en torno al 6% respecto a 2014El ministro ha repasado, asimismo, las cifras generadas por el sector turístico en la recién concluida campaña de verano, donde el número de extranjeros que visitaron España ha crecido en torno al 6% con respecto a 2014. Para Soria, España "consolidará" a finales de 2015 su tercer puesto como potencia mundial en el sector turístico y, también, el segundo lugar en cuanto al gasto medio generado por cada visitante.

Soria ha dicho que el sector turístico representa el 11% del PIB español, el 11% de todo el empleo y el 2 % de todo el empleo nuevo que se está creando, que para los 12 últimos meses ha supuesto 470.000 puestos de trabajo adicionales. También ha destacado que el turismo "tiene un impacto extraordinario en la balanza de pagos" y que "contribuye a compensar" el déficit comercial español. Y ha recordado que en 2014 un total de 1.100 millones de personas hicieron turismo en el mundo, un 4% más que el año anterior, de manera que "si continuara esa evolución" en 2020 habría 1.400 millones de turistas y en 2030, 1.800 millones.

El ministro ha pedido evitar la imposición de tasas o moratorias en el sector turístico que puedan "disuadir a los turistas"porque "si algo no requiere hoy el sector turístico en España son ocurrencias". En su opinión, "ocurrencias son ponerle límites a una actividad tan importante como es la actividad turística en España", como en el caso de nuevas licencias hoteleras en Barcelona, y otras "en forma de tasas que gravan la actividad turística", por ejemplo, a las pernoctaciones.  "Espero que ese ejemplo no cunda en España", ha subrayado.

Objetivo, más gasto por turista

Uno de los indicadores que Soria situó en el punto de máxima observación fue el del gasto medio por turista, que a su juicio ha justificado que junto a los Ministerios de Exteriores y Hacienda se haya lanzado, hace unos meses, el plan de turismo de compras.

En cuanto al indicador de competitividad turística internacional, que elabora el Foro Económico Mundial, el ministro ha recordado que España ha escalado desde el octavo puesto logrado en 2011 al primer lugar que ocupa en la actualidad. Esa escalada se ha debido, según su criterio, al plan nacional de turismo, como una "hoja de ruta que ha marcado el conjunto de actuaciones en materia turística a lo largo de los últimos cuatro años", ha señalado.

Soria ha concluido que el éxito para el futuro será la capacidad de adaptación paulatina a las estructuras turísticas y a la demanda "cada vez más exigente" del viajero, en productos y servicios a la carta. Para el ministro, las Administraciones públicas y los Gobiernos "deben favorecer y procurar los marcos" para que la inversión en materia turística pueda tener lugar.