La consejera de Servicios y Derechos Sociales, la socialista Pilar Varela, ha anunciado que su departamento no aplicará la Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local en lo referido a las competencias en Servicios Sociales, por vincular la asunción de las competencias relativas a servicios sociales a los términos previstos en las normas reguladoras del sistema de financiación de las CCAA, y por la "multiplicidad de recursos" de inconstitucionalidad presentados contra esta ley, aún sin resolver.

Así lo ha anunciado durante su comparecencia en la Junta General del Principado de Asturias, donde ha presentado a los diferentes grupos parlamentarios asturianos su programa de gobierno para esta décima legislatura junto a los máximos responsables de su consejería. En su intervención, Varela ha asegurado estar preparada para asumir una responsabilidad que, ha dicho, enfrenta "con entusiasmo".

Con la "intención clara" de hacer de Asturias una "sociedad cohesionada, sólida en derechos sociales", Varela pretende abordar una ordenación y revisión, tanto en las normas como en la gestión y organización de los servicios de la consejería. En concreto, ha anunciado la creación de una nueva Ley de Servicios Sociales que incorpore las novedades y "dé cohesión al sistema", la articulación de una norma del Menor, el desarrollo del Catálogo de Prestaciones Sociales, y la revisión de la normativa en materia de Dependencia, Salario Social Básico y la Atención al Anciano.

La titular de Servicios Sociales ha resumido las principales líneas de actuación de su departamento centrándose en el desarrollo de derechos, la cohesión interna del sistema, la agilidad, modernización y calidad del mismo, el trabajo comunitario centrado en la persona y coordinado con otros sistemas de protección, y la participación del tercer sector en las negociaciones y actuaciones.

Nueva estructura de la consejería

La nueva legislatura ha traído consigo una nueva consejería en la que, además de cambiar su nombre, han cambiado las estructuras internas, incorporando nuevas direcciones generales en consonancia con su objetivo de mejorar la planificación, intervención técnica y la gestión de recursos.

Así, en el nuevo organigrama se incorpora la Dirección General de Planificación, Ordenación e Innovación Social, competente en materia de planificación en su dimensión técnica y normativa, de ordenación funcional y territorial del sistema, y la coordinación interdepartamental, innovación del conocimiento y la información y desarrollo de herramientas de calidad.

Por otra parte, la Dirección General de Servicios Sociales de Proximidad coordinará y dirigirá las actuaciones de la consejería relacionadas con la red municipal de servicios sociales, la descentralización de servicios sociales especializados y la diversificación de programas de intervención social en las áreas de servicios sociales territoriales, especialmente en la atención a las personas mayores, con dependencia o con diversidad funcional.

Adscrito a esta Dirección General, la Consejería impulsará el Instituto Asturiano para la Atención Integral a la Infancia. Finalmente, la Dirección General de Gestión de Prestaciones y Recursos será la encargada de gestionar la atención a las personas en situación de dependencia, el Salario Social Básico y las Pensiones No Contributivas.

Consulta aquí más noticias de Asturias.