La vicepresidenta del Gobierno de Canarias y consejera de Empleo, Vivienda y Políticas Sociales, Patricia Hernández (PSOE), ha tildado este martes de "inadmisible" que el pacto en el Gobierno de Canarias pueda romperse por problemas en determinados ayuntamientos de las islas.

En una entrevista concedida a la 'Cadena Ser' y recogida por Europa Press, ha incidido en que es un "escándalo" y una "irresponsabilidad" que se pueda "poner en riesgo" el acuerdo entre CC y PSOE que se "consideraba bueno" para el archipiélago.

En su opinión, un programa "completo" de gobierno no se puede "tambalear" por discrepancias en un municipio concreto, en la actualidad en La Frontera (El Hierro), donde, por otra parte, ha dicho que los pactos son "especialmente complicados" ya que "nadie se pone de acuerdo con nadie".

Con todo, ha insistido en que "lo central" de la política del Ejecutivo es lograr el "bienestar" de los ciudadanos, y ha lamentado que se exhiban estas críticas a su cohesión "con descaro" y "sin rubor" en los medios de comunicación.

Hernández se ha mostrado como defensora del pacto regional frente a los que pretenden romperlo por "cuestiones internas" o que "una persona no se lleve con otra", y ha avalado un programa de gobierno "ilusionante" que está previsto "para cuatro años".

Acerca de que la crisis política abierta en el pacto sea motivada, en parte, por compañeros socialistas para frenar sus opciones a la secretaría general, ha dicho que sería una posición "irresponsable" que no quiere asumir porque le produciría "sensación de repugnancia".

Vuelta al trabajo

La vicepresidenta, que se acaba de reincorporar a las labores de gobierno tras seis semanas de baja maternal, ha dicho que se siente "plena" con la nueva experiencia, y ha sentido "cabreo" al leer los periódicos durante este tiempo y observar que se dedica más tiempo a los "líos" de los partidos que a las "preocupaciones" de la gente.

Sobre su trasladado a vivir a la sede de la Presidencia del Gobierno ha destacado que trata de hacer "compatible" su condición de madre con la de vicepresidenta, y ha lamentado que "algunos no saben qué es dar el pecho".

"Volveré en cuanto pueda a mi hogar, es donde quiero estar, donde me siento cómoda, la lactancia materna requiere un tiempo, y lo tengo cerca, en mi propio centro de trabajo", ha señalado.