El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada Miguel Ángel Fernández Madrid ha criticado la "arbitrariedad" del equipo de gobierno del PP, así como el "descontrol y desidia instalada en el Área de Urbanismo que dirige la concejal Isabel Nieto, quien ningunea a empresas que invierten en Granada y cuyas inversiones son vitales para la economía granadina".

En un comunicado, el concejal socialista ha criticado "el silencio de la edil de Urbanismo ante la reclamación de 60.000 euros presentada por la empresa que está construyendo el nuevo hospital Sanatorio de Nuestra Señora de la Salud de Granada S.A, quien adquirió un parcela municipal supuestamente libre de cargas y gravámenes, aunque finalmente no ha resultado así", ya que ha resultado estar "sujeta al paso de una acequia".

El socialista también se ha referido, "como ejemplo de esta arbitrariedad, al contrato privado firmado por el Ayuntamiento para la venta de una parcela a una empresa para construir un centro comercial en el PPT1, donde se iba a ubicar el Palacio de Hielo del que nunca se supo y que, finalmente, dejó a la ciudad de Granada sin el dinero de la venta, sin el equipamiento comercial y sin cobrar la deuda económica original de los promotores, que ascendía a ocho millones de euros".

Fernández Madrid ha incidido al respecto que, "en otros asuntos, como en la discoteca del Serrallo", el ejecutivo local "se vuelca y pone en marcha toda la maquinaria del gobierno con el único objetivo de agilizar los trámites urbanísticos necesarios para permitir que se levante en suelo reservado para espacios públicos".

El socialista ha explicado que la empresa del citado sanatorio se ha puesto "en numerosas ocasiones en contacto con el área de Urbanismo, según se ha conocido en la última Junta de Gobierno Local, donde se refleja que la empresa lleva desde 2010 reiterando la reclamación al Ayuntamiento", quien ha mantenido, a su juicio, "silencio absoluto para determinar y aprobar el pasado viernes que el asunto había prescrito".

En este sentido, Fernández Madrid ha incidido en que la concejal de Urbanismo "metió en un cajón la reclamación de la empresa en 2010", por lo que "no se le contesta y cuando la empresa vuelve a reclamar, se le dice que ha prescrito la petición". Un asunto, que a juicio del edil, "demuestra la arbitrariedad del PP a la hora de relacionarse con los ciudadanos y las empresas".

"El área de Urbanismo del PP hace años que perdió el norte y sus consecuencias las pagamos todos", pues en este sentido, ya no es "sólo que haya conflictos con las empresas, o que exista doble vara de medir en función del empresario, el problema repercute en la imagen de inseguridad jurídica que ofrece el Ayuntamiento lo cual puede hacer inviable inversiones futuras en nuestra ciudad", ha advertido.

En este sentido, el representante socialista ha lamentado que "la marca Urbanismo Granada está realmente tocada por asuntos como este y por la constante investigación judicial que cada dos por tres sale en los medios de comunicación".

Consulta aquí más noticias de Granada.