La Audiencia de Málaga tiene previsto continuar este lunes el juicio por el caso 'Fergocon', sobre las presuntas irregularidades en contrataciones de obras por parte del Ayuntamiento de la localidad malagueña de Marbella, en el que hay 12 acusados, entre ellos el exalcalde marbellí Julián Muñoz y el letrado José María del Nido. En esta sesión seguirá la declaración de un acusado, ya que sólo le dio tiempo a contestar las preguntas de las acusaciones.

La Sección Octava comenzó el pasado día 2 este juicio en el que el ministerio fiscal solicita inicialmente 11 años de prisión para Del Nido y Muñoz, al acusarlos de formar parte de una trama para la contratación de la empresa Fergocon, vinculada a dos hermanos de Del Nido —también procesados—, para llevar a cabo obras en la localidad pero con irregularidades en la facturación.

Ya han declarado siete acusados. El primero fue Del Nido, quien reconoció los "deplorables" hechos de los que se le acusa, explicando que se le ofreció canalizar los pagos de sus honorarios profesionales, por los que le estaban poniendo problemas, incluyendo sobrecostes en facturas de obras contratadas con una empresa vinculada a sus hermanos, Fergocon.

Así, manifestó que su hermano le daba un sobre con la cantidad que se repartía en tres partes, "una la percibía el alcalde —bien Jesús Gil o Julián Muñoz—, otra la percibía yo y otra se quedaba en Fergocon", insistiendo en que ya está reparando el daño económico causado. "Devolveré hasta el último euro", señaló el expresidente del Sevilla.

Por su parte, Muñoz solicitó al Tribunal no acudir a todas las sesiones por no poder aguantarlo físicamente debido a su estado de salud, por lo que se prevé que ya no asista hasta el final del juicio. De hecho, en las pasadas sesiones no ha estado presente el exregidor.

En su declaración ante el Tribunal expresó su arrepentimiento "de corazón", pidiendo, igualmente, disculpas a la sociedad en general y en concreto a Marbella, que "se portó muy bien conmigo". "Lo siento mucho, pido perdón", apostilló.

"Me arrepiento profundamente y de corazón de los hechos que he cometido en esta causa y en otras causas que pudiera tener pendientes y de las que estoy cumpliendo", aseguró el exregidor, quien a pesar de que dijo reconocer los hechos, aseguró ser "un títere al servicio del señor Jesús Gil" y negó rotundamente haber cobrado parte de los sobrecostes de las obras ejecutadas por dicha empresa.

Los hermanos de Del Nido, Óscar y Juan José, que se enfrentan a 10 años y medio y 10 años de prisión, respectivamente, también reconocieron los hechos y pidieron perdón, además de ofrecerse a colaborar con la justicia y, en la medida de sus posibilidades, a la reparación del daño económico causado. Asimismo, uno de ellos aseguró al Tribunal que Julián Muñoz recibió dinero procedente de los sobrecostes facturados.

Asimismo, otro de los acusados, técnico municipal de obras cuando los hechos investigados, aseguró en el juicio que recibió "presiones" del Consistorio, citando en un momento dado a Muñoz, para que firmara determinadas facturas y pudieran salir adelante, aunque aseguró que "nunca jamás" sucumbió a esas presiones ni recibió dinero por algo que no fuera su trabajo.

Consulta aquí más noticias de Málaga.