Un total de 2.903 personas se dieron de baja en padrones de Cantabria en 2014 por trasladar su residencia habitual a un país extranjero, un 6,2% menos que en 2013, lo que rompe con el aumento registrado desde 2012, según datos del estudio 'Variaciones residenciales Cantabria 2014' publicado por el Instituto Cántabro de Estadística (Icane) y consultado por Europa Press.

De este modo, Cantabria pone fin a dos años consecutivos (2012 y 2013) de crecimiento de bajas padronales registradas en sus municipios de personas que se van a vivir al exterior.

En 2014, el mayor número de este tipo de bajas se han dado en el colectivo de extranjeros, que acumulan el 73,2% del total, y que se han reducido un 6,2% con respecto a 2013. Los españoles que se han dado de baja en el padrón de Cantabria han crecido un 6,8%, pasando de 610 en 2013 a 778 en 2014.

En cuanto al perfil, las bajas hacia el exterior corresponden a personas entre los 25 y 39 años, siendo mayoritario el grupo de entre 30 y 34 años. La edad media es de 35 años, tanto para los españoles como para los extranjeros. Se trata principalmente de hombres (un 55,7% del total).

De la mayoría de bajas (el 39%) no se conoce el país de destino (1.131). De las 996 que sí se sabe, son en su mayoría de españoles, 778 frente a las 218 bajas de extranjeros. Los destinos principales entre los españoles son Reino Unido, Alemania, Francia, Estados Unidos y Colombia, mientras que en la población extranjera son Rumanía, Colombia, Perú, Bulgaria y Moldavia.

Menos extranjeros empadronados

Por otra parte, un total de 2.370 personas procedentes del extranjero se han dado de alta en los padrones cántabros, cifra un 4,5% superior a la de 2013.

Solo el 15,8% del total son de españoles, a pesar de que la proporción de éstos ha aumentado de forma progresiva, pasando de un 6,7% en 2009 a casi el 16% actual.

Así, en su mayoría, se trata de personas de nacionalidad extranjera que proceden, fundamentalmente, de América Latina y Caribe (27,5%) y de países de la Unión Europea (19,3%). En concreto, los países de origen con más altas son Rumanía (6,6%), República Dominicana (3,5%), Colombia (3,3%), Perú (2,4%) y Francia (1,3%).

En el caso de los españoles, proceden en su mayoría de la Unión Europea (29,9%) y de América Latina y Caribe (39%), siendo los principales países de salida Venezuela, Francia, Estados Unidos, México y Reino Unido. En el de los extranjeros, el mayor número de altas no tiene un origen conocido (33%), seguidas de América Latina y el Caribe (33%) y la UE (17%). Los países de origen son sobre todo Rumanía, República Dominicana, Colombia, Moldavia y Perú.

Aunque desde 2009 el número de mujeres era ligeramente superior al de hombres y en 2013 esta dinámica se invirtió, la situación se repite en 2014, ya que los hombres suponen un 50,1% de las altas.

Por edades, más del 50% corresponden a personas menores de 30 años. Para los españoles la edad media es de 37 años, mientras para los extranjeros se rebaja a 31 años. Entre los españoles destaca la proporción de altas de menores de 15 años, un 21,9%, por el retorno de familias con hijos menores.

Saldo migratorio negativo

Estos datos hacen que, siguiendo la senda de 2013, el saldo migratorio exterior de Cantabria haya sido negativo también en 2014, con -533 bajas más que altas, aunque mejora con respecto al año anterior, cuando las bajas fueron -827. Esto hace que la tasa neta de variación residencial exterior pase de -1,4% de 2013 a -0,9% en 2014 .

Por municipios, los que presentaron saldos positivos más altos fueron El Astillero (27), Suances (24) y Camargo (223), mientras quelos que registraron las mayores pérdidas fueron Santander (-156), Castro Urdiales (-132) y Torrelavega (-126).

Consulta aquí más noticias de Cantabria.