Cada hogar riojano desembolsó en 2014 poco más de 26.300 euros, un

esfuerzo económico cercano a la media del estudio

Cada hogar gastó una media de 27.038 euros en 2014 en nuestro país. Desde 2008, el consumo de las familias españolas no ha parado de caer hasta 2014, cuando se produjo una ligera recuperación; "eso sí, con matices", según un análisis de Eroski Consumer.

Si se tiene en cuenta la variación de los precios, ese año, el gasto medio de los hogares cayó un 0,2 por ciento con respecto a 2013. Pero si se dejan a un lado estas fluctuaciones, cada hogar aumentó su presupuesto un 0,5 por ciento. Aun así, desde 2006, la caída de la inversión familiar ha sido importante: un 10,5 por ciento tomando en consideración la variación de los precios y un 22 por ciento, sin tenerla en cuenta.

En el caso de La Rioja, cada hogar gastó en 2014 una media de 26.347 euros, una cifra que se acerca a la media del estudio (27.038 euros). Desde 2006, los presupuestos de los hogares riojanos apenas han caído un 1 por ciento (si se tiene en cuenta la variación de los precios). Durante ese periodo de 8 años, el gasto de las familias riojanas se incrementó hasta 2007, año en el que se desembolsó una media de 28.937 euros, una cifra que no ha vuelto a recuperarse.

Eroski Consumer ha querido comprobar cómo son las cuentas de las familias en cada comunidad autónoma y de qué forma han evolucionado desde 2006. Para llevar a cabo este análisis, se han utilizado los datos actualizados de la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) y los de la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV), ambas elaboradas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

¿

En qué se gasta?

Los hogares riojanos destinan los poco más de 26.300 euros principalmente a vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles. Esta partida supone el 34 por ciento del gasto medio total (8.826 euros). Y, en segundo lugar, se invierte en alimentación y bebidas no alcohólicas, partida que supone un 15 por ciento de su presupuesto (3.957 euros).

El resto constituye entre el 1 y el 11 por ciento del presupuesto de las familias de La Rioja. Son transportes, hoteles, restaurantes y cafés; ocio, espectáculos y cultura; artículos de vestir y calzado; mobiliario, equipamiento del hogar y gastos corrientes de conservación de la vivienda; salud, comunicaciones, bebidas alcohólicas y tabaco, enseñanza y otros bienes y servicios.

Ingresos y carencias

Cada hogar en La Rioja ingresó de media 26.666 euros en 2013, un 4 por ciento más que el año anterior (cuando se percibieron 25.643 euros), pero un 8 por ciento menos que en 2008, cuando la renta riojana media era de 29.029 euros. Aun así, se encuentran un 2 por ciento por encima de la media (26.154 euros).

Con todo, un 53 por ciento de las familias riojanas consultadas reconocen que, en 2014, llegaban a fin de mes con dificultades, el 34 por ciento de ellos aseguraba incluso que con muchas dificultades (similar a la media nacional, un 37 por ciento).

Así, las familias en La Rioja aún se privan de muchas cosas. Por ejemplo, un 33 por ciento de los hogares allí no puede permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año y una proporción similar no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.