'Die Heilige Barbara', um 1530
Obra de Cranach el Viejo datada en torno a 1530 Lukas Cranach d.Ä. - © Sammlung Würth, Fotograf Archiv Museum Würth

Una de las pinturas más sobresalientes del renacimiento nórdico, La Virgen del burgomaestre Meyer es del alemán Hans Holbein el Joven (1497?-1543). Maestro retratista —de él es el célebre retrato del rey Enrique VIII de Inglaterra, del que fue pintor de corte—, Holbein creó la obra entre 1526 y 1529 para Jakob Meyer, alcalde de Basilea. Es un retrato familiar cargado de significado: a la izquierda está Meyer con dos niños, muy probablemente sus dos hijos, muertos a edad temprana y revividos para el cuadro. A la derecha, la primera mujer (también difunta) y la segunda esposa.

La joya pictórica forma parte ahora de una de las colecciones privadas más grandes de Europa. La Colección Würth consta de más de 16.800 obras y brilla por su variedad, abarca de obras maestras de la edad media a trabajos de los artistas más importantes de la historia reciente. El envidiable catálogo es fruto de la dedicación y la riqueza de Reinhold Würth (1935), que con 19 años se hizo cargo del modesto negocio familiar de tornillos de su padre y lo transformó en una multinacional de herramientas, componentes electrónicos, material de construcción y químicos.

El museo Martin Gropius Bau de Berlín se adentra en el repertorio en Von Hockney bis Holbein. Die Sammlung Würth in Berlin (De Hockney a Holbein. La Colección Würth en Berlín), una selección de 400 piezas expuestas en un privilegiado espacio de 5.000 metros cuadrados. La recién inaugurada muestra, que coincide con el 80 cumpleaños del empresario, a quien se suele llamar El Rey de los tornillos, se podrá visitar en la capital alemana hasta el 10 de enero.

Comenzar por el final

Desde que adquirió su primera obra en 1972 —un paisaje del expresionista Emil Nolde—, Würth se ha dejado llevar por el sentimiento y también ha optado por correr riesgos. En la vertiente más moderna, cuenta con pinturas, esculturas y obras sobre papel de autores como Chillida, Christo, Anselm Kiefer, Anish Kapoor o el escultor abstracto Anthony Caro, del que se exhibe una monumental instalación de 25 piezas en el atrio del museo.

Del escultor Anthony Caro se expone en el patio del museo un conjunto de 25 piezasPara crear una analogía con la historia de la colección, la pinacoteca presenta primero los trabajos más actuales, comienza por el final y retrocede en el tiempo. Destaca la serie de pinturas de David Hockney titulada Tres árboles cerca de Thixendale (2008), una progresión del aspecto de los árboles en las diferentes estaciones del año. Sugerentes piezas de figuras como Picasso, Giorgio de Chirico, Max Ernst, Magritte y Munch continúan remontándose hasta llegar a Lucas Cranach el Viejo y a escultores del gótico tardío alemán.