'Gran Hermano 16' regresa con una casa nueva y una Mercedes Milá a punto de dejarlo

  • Mercedes Milá estuvo a punto de dejar de presentar 'Gran Hermano', pero el ánimo de la gente y el sueldo hicieron que accediera un año más.
  • Una trama basada en los secretos, una casa nueva que alberga espacios nunca vistos en el concurso y una participante sorpresa son las principales novedades.
  • 'Gran Hermano 16' comienza este domingo a las 22.00 h.
Mercedes Milá, en la presentación de 'Gran Hermano 16'.
Mercedes Milá, en la presentación de 'Gran Hermano 16'.
TELECINCO

Después de 15 años y 16 ediciones cabría esperar que Gran Hermano no fuera capaz de aportar nada nuevo, pero no es así. De hecho, el padre de todos los realities shows trae al menos tres grandes novedades: una casa nueva construida desde cero, una compleja trama basada en los secretos de sus concursantes y una joven que se enteró de la forma más inesperada de que entraría al concurso.

Este domingo (22.00 h) se estrena Gran Hermano 16, que presentará de nuevo Mercedes Milá, alma del concurso que estuvo a punto de no serlo este año. "Pensé bueno, ya, va siendo hora de que me retire", confiesa Milá, que sin embargo, finalmente accedió a presentar un año más el concurso. "La gente te dice unas cosas que son emocionantes... y luego tus jefes te pagan mucho dinero y hay que pagar las hipotecas".

Además, añade al trato para acceder un año más para ser la maestra de ceremonias la promesa que le ha hecho el consejero delegado de Mediaset, Paolo Vasile, de que después de Gran Hermano la periodista podrá hacer un programa informativo.

La famosa casa de Guadalix de la Sierra se levanta en una pequeña colina junto al pueblo más televisivo de España. Allí hay unas grandes naves industriales que acogen no sólo la casa donde vivirán los 16 concursantes de este año, sino las oficinas, salas técnicas y demás espacios necesarios para la emisión.

Este año el escenario principal se ha renovado por completo y la casa tiene un plano nuevo, obra, como las tareas de decoración del arquitecto italiano Domenico Prati. "Hacer la casa de Gran Hermano es un sueño o una pesadilla, según se mire. Estás muy marcado por la altura de los espacios, que es homogénea y con techos técnicos y por la ventana de espejo que recorre toda la casa, que es un elemento horizontal que divide todo el espacio", explica Prati.

Esa ventana es la cara visible de la llamada "cruz de cámaras" los pasillos interiores de la casa por los que se mueven las cámaras que graban en todo momento a los concursantes y gracias a los cuales pueden moverse por toda la casa siguiéndoles.

La sensación de claustrofobia, no en vano la casa está dentro de una nave industrial y no hay ventanas, se mitiga "intentando que la casa sea lo más exterior posible", este año, por ejemplo, eliminando el muro del salón que da al patio, reemplazándolo por una cristalera, que da continuidad al espacio.

Este año el plano de la casa es nuevo, "hemos destruido más que construir", cuenta el arquitecto, y se ha hecho en estrecha colaboración con el departamento de realización, para que cumpla con todos los requisitos técnicos de iluminación, sonorización y colocación de las cámaras: no puede haber ni un punto ciego.

Así, se hace un plano en el que se esboza la colocación de las cámaras, gracias a la experiencia de Prati, y posteriormente un plano en tres dimensiones en el que se acaban de cuadrar los sectores que barrerá cada objetivo.

La obra comenzó a principios de junio y se ha trabajado "a destajo" para un trabajo que sin embargo apenas durará en pie tres meses. "Yo trabajo en televisión y que sea un trabajo efímero es una de las cosas que más me gustan", revela Prati, que añade que "por otro lado es un trabajo muy rápido y se toman decisiones muy rápidas y cuando empieza en seguida ves dónde te has equivocado".

El coste de construcción es uno más de los secretos que siempre rodean al concurso. Lo que sí se ha avanzado es que en la casa habrá salas nuevas con características que nunca se habían visto hasta ahora.

Secretos y sorpresas

Este año las promociones de Gran Hermano las ha protagonizado Mercedes Milá y varios actores que se llevaban el dedo a la boca haciendo el gesto de guardar un secreto. Aún no se ha revelado a qué se refieren, pero podría pensarse que se tratará, como ya pasó en una edición australiana del concurso, de que los participantes jueguen a guardar secretos.

El director de contenidos de Mediaset, Manuel Villanueva, aseguró en la presentación que este es un año "plagado de sorpresas, en el que la primera impresión no será la que valga, en el que nada será lo que parezca".

Uno de esos secretos se desveló en la propia rueda de prensa, cuando el director del programa, Jaime Guerra, le comunicó a una de las presentes que iba a ser concursante. Se trata de una estudiante de periodismo de 24 años que se había presentado al cásting pero que había sido rechazada y a la que en plena rueda de prensa, a la que acudió engañada con una excusa, le comunicaron que entraría en la casa como gran hermana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento