Siete turistas españoles mueren en un ataque suicida en Yemen

Un atentado con coche bomba al paso de un convoy de todoterrenos dejó también dos yemenís muertos y seis españoles heridos. Las autoridades del país acusan a Al Qaeda.
Miembros de las fuerzas de seguridad yemení inspeccionan el lugar del atentado momentos después de producirse. (Mareb Press / efe).
Miembros de las fuerzas de seguridad yemení inspeccionan el lugar del atentado momentos después de producirse. (Mareb Press / efe).
El punto de mira del terrorismo internacional volvió a apuntar ayer al turismo occidental. Siete viajeros españoles resultaron muertos en un atentado en Yemen junto a dos ciudadanos de aquel país, uno de ellos, el guía. El ataque se produjo al paso de un convoy en el que viajaban hasta 13 españoles escoltados por ocho vehículos de seguridad. Al parecer, dos de los todoterrenos de la comitiva fueron embestidos por un coche bomba.
Los turistas acababan de visitar el templo de la Reina de Saba, en la provincia de Mareb, a 170 kilómetros al este de la capital, Saná. Además de los muertos, otros seis españoles resultaron heridos, uno de ellos grave. En el grupo había  catalanes, vascos y madrileños, según la agencia de viajes.

Primeros indicios

Aunque ningún grupo reivindicó la acción, las autoridades yemenís señalaron que los primeros indicios apuntan a Al Qaeda. Fuentes locales recordaron que hace una semana la rama yemení del grupo liderado por Bin Laden advirtió de que iba a vengar la detención de varios de sus miembros. Se da la circunstancia de que Muamar, el padre de Osama Bin Laden, procede de una familia originaria de Yemen.

El Rey Juan Carlos expresó ayer su «indignación, condena y repulsa» por el atentado y transmitió sus condolencias y máximo afecto a las familias de las víctimas. El Gobierno español ha enviado un avión para repatriar a los fallecidos. En él iban a viajar ayer el ministro de Industria, Joan Clos, y el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León.

El Ministerio de Exteriores «desaconseja vivamente» en su web visitar Yemen por el «riesgo de atentados terroristas». Concretamente indica que «las regiones de Mareb y Shabwa no resultan en la actualidad recomendables, y en caso de viajar hasta ella es imprescindible el acompañamiento de un guía local y escolta militar».

Alonso: la emboscada del Líbano fue obra de terroristas extranjeros

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, indicó ayer en su comparecencia ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados que el ataque que acabó con la vida de seis soldados españoles en el Líbano fue perpetrado por una célula terrorista integrada por individuos no libaneses, apoyada por organizaciones yihadistas libanesas, según las primeras investigaciones del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

En cuanto a la ausencia de inhibidores de frecuencia en los blindados, Alonso indicó que el Ejército de Tierra ha actuado con diligencia y que hasta enero de este año no recibió una partida de un millón de euros, por parte de Hacienda, para proceder a su contratación.

El ministro anunció que reformará el Real Decreto que regula la concesión de medallas para acabar con la discriminación en condecoraciones que supone morir a consecuencia de disparos o por otras acciones, como la ocurrida en Líbano. Por ello le dieron a los seis soldados la medalla con distinción amarilla y no roja.

Diez víctimas desde 1994

Los atentados contra intereses turísticos han acabado con la vida de diez españoles desde 1994, sin contar las víctimas de ayer. En mayo de 2003 cuatro compatriotas murieron en un ataque contra la Casa de España en Casablanca (Marruecos). En agosto de 1998 otros dos murieron al explotar un coche bomba en Omagh (Irlanda del Norte) atribuido al IRA Auténtico, y en abril de 1994 otro español moría en Estambul (Turquía) al estallar un artefacto en el Gran Bazar. En agosto de 1994 dos españoles murieron acribillados en un hotel de Marraquech (Marruecos) y un tercero falleció en Egipto.

Al Qaeda en Yemen

Octubre 2000. Destructor ‘Cole’.

La red terrorista de Al Qaeda logra uno de sus mayores golpes al atacar en el puerto de Adén al destructor estadounidense Cole, en el que 17 marineros murieron y 36 resultaron heridos.

Octubre 2002.Lancha explosiva.

Una lancha cargada con explosivos choca contra el petrolero francés Limburg en aguas cercanas a Yemen. Un marinero murió y miles de litros de crudo fueron vertidos al mar en este ataque atribuido al grupo de Bin Laden.

Noviembre 2002. EE UU responde.

El líder de Al Qaeda en Yemen, Ali Oaed Senan Al-Harithy Abu Ali, muere al impactar un misil lanzado por EE UU en el vehículo en el que viajaba. Otras cinco personas perecieron.

Diciembre 2002. Masacre en el hospital.

Tres trabajadores estadounidenses del Hospital Baptista de Yibla (Yemen) mueren acribillados en el centro. Otro cuarto trabajador quedó clínicamente muerto.

Mayo 2005. Cuenta pendiente. El clérigo egipcio Abu Hamza, considerado el «embajador» de Al Qaeda en el Reino Unido, fue detenido a petición de

EE UU bajo la acusación de haber organizado el secuestro de 16 turistas en Yemen, que en diciembre de 1998 acabó con la muerte de cuatro personas.

Febrero 2006. Planes abortados. Un tribunal acusa a cinco ciudadanos saudíes y doce yemeníes de planear atentados de Al Qaeda contra objetivos de EE UU en Yemen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento