El Ayuntamiento de Córdoba ha anunciado que no incrementará las ordenanzas fiscales para 2016, después de que este martes el equipo de Gobierno municipal haya mantenido una reunión de trabajo para seguir avanzando en esta materia de cara al próximo año.

En un comunicado, el Consistorio cordobés ha explicado que las líneas "maestras" de dichas ordenanzas pasan por "no incrementar" la fiscalidad durante el año que viene y por mantener los ingresos municipales como condición "imprescindible" para hacer frente a los servicios prestados a las cordobeses desde su Ayuntamiento, así como la inversión precisa para "seguir transformando la ciudad".

"Se trata de no reducir ingresos, por lo que en principio no habrá ninguna bajada pero tampoco habrá ninguna subida. Tampoco se pretende agravar la situación de la ciudadanía cordobesa", ha apuntado el Ayuntamiento, que ha indicado al respecto que "se contemplan bonificaciones para aquellos sectores sociales más desfavorecidos por la crisis".

De esta forma, según ha añadido, "podamos trabajar en esa progresividad fiscal, que en principio está muy acotada por la legislación vigente, pero que con adecuadas bonificaciones y adecuados gravámenes para aquellos sectores que pueden pagar más, podamos seguir atendiendo las necesidades de los más desfavorecidos".

Estas ordenanzas pretenden igualmente favorecer las nuevas actividades económicas que se pongan en marcha en la ciudad que igualmente serán bonificadas en sus obligaciones fiscales con el Ayuntamiento.

En aras del diálogo con los diferentes colectivos sociales que marca la actuación de este equipo de Gobierno, en los próximos días tendrán lugar contactos con los diferentes agentes sociales para exponerles las ordenanzas sobre las que se está trabajando en este momento.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.