La madre del bebé de nacionalidad alemana que murió este lunes por causas no accidentales en una habitación de un hotel de Santiago pasará a disposición judicial en las próximas horas si su estado de salud lo permite, según ha informado la Policía Nacional.

La mujer fue trasladada por una unidad sanitaria a un centro hospitalario para ser atendida después de los hechos, ocurridos a última hora de la tarde del lunes, sobre las 20,15 horas, en un establecimiento hotelero del compostelano barrio de San Lázaro.

Por su parte, en la mañana de este martes, en declaraciones recogidas por varias televisiones, un hombre que se presentó como el padre de la menor relató que en la jornada del lunes había mantenido una discusión con la madre de la niña acerca del estado de la menor, tras lo cual él abandonó el hotel para acudir a la Misa del Peregrino en la Catedral compostelana.

Una vez confirmado por el informe preliminar de la autopsia que la muerte no fue accidental, la policía ha relatado cómo los servicios médicos desplazados al lugar, a pesar de las maniobras de reanimación, no pudieron evitar la muerte de la niña a su llegada al lugar.

Las circunstancias que rodearon el incidente, según explica la policía, motivaron que los agentes comisionados, al apreciar indicios de una muerte sospechosa, procediesen a la detención de la madre de la niña, de 34 años y también de nacionalidad alemana. A la mujer se le imputa un supuesto delito de homicidio.

De los datos aportados por la autopsia se ha podido determinar que se trata de una muerte no accidental. Las investigaciones continúan para tratar de esclarecer lo sucedido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.