La consejera de Economía y Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, ha asegurado que el Diálogo Social aprobará en su seno la Estrategia de Emprendimiento e Innovación, mismo año en el que espera tener listo un nuevo Plan de Internacionalización Empresarial que espera aumentar hasta las 6.000 las empresas exportadoras de la Comunidad.

Del Olmo se ha expresado así durante su comparecencia en las Cortes de Castilla y León para presentar las líneas estratégicas de su departamento durante la presente legislatura.

En este marco, ha señalado que las grandes prioridades de su programa son consolidar la recuperación económica, garantizar los grandes servicios públicos y fortalecer el proyecto de Castilla y León como comunidad, para lo que ha abogado por profundizar en su desarrollo institucional y en su cohesión territorial.

Así, ha asegurado que se desarrollará una política de emprendimiento que facilite e impulse la creación de empresas para llegar al objetivo marcado por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, de alcanzar las 8.000 nuevas empresas en los dos primeros años de legislatura, 1.000 de ellas de base tecnológica e innovadora en los cuatro años de legislatura.

Para ello, se elaborará una Estrategia Integral de Emprendimiento e Innovación, que englobará todos los planes y programas existentes en esta materia y se aprobará en el seno del Diálogo Social antes del próximo julio.

La Estrategia se ejecutará de la mano de la Red Empresarial de Innovación y Emprendimiento, formada por empresas, universidades y Junta, esta última a través de la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial (ADE).

Además, ha señalado que incorporará medias para el asesoramiento completo a los emprendedores, para que sus proyectos se conviertan en realidades bien sea a partir del futuro Banco de Ideas, o bien mediante el Sistema Integral de Apoyo al Emprendedor, presente ya en todas las provincias de la Comunidad.

Asimismo, servirá para desarrollar medidas como el programa TCUE (Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa), la Estrategia de Especialización Inteligente de Castilla y León 2014-2020 (RIS3), un nuevo Plan de Transferencia Tecnológica para cruzar la oferta y la demanda de las empresas, los 10 'cluster' o agrupaciones que promueven la innovación en otros tantos sectores -a los que se sumará uno más relativo al turismo, el patrimonio y la lengua española- y la remodelación de los parques tecnológicos para convertirlos en espacios innovadores y especializados.

En la misma línea de reforzar la competitividad de la economía autonómica, como camino para generar empleo de calidad que fije y atraiga población, ha afirmado que se intensificará el esfuerzo presupuestario en I+D+i a lo largo de la legislatura hasta alcanzar el 3 por ciento de la capacidad de gasto de las consejerías.

Acuerdo marco

Además, Del Olmo ha apostado por avanzar en el III Acuerdo Marco para la Competitividad e Innovación 2014-2020, que se evaluará este mismo mes con los agentes sociales y quiere fortalecer el tejido empresarial autonómico.

La consejera ha recordado que se trabaja con la convicción de que la competitividad de la economía permitirá alcanzar el objetivo de reindustrializar la Comunidad para que el peso de la industria en el Producto Interior Bruto (PIB) alcance el 20 por ciento en el año 2020.

A esto, ha explicado, contribuirá el Plan Director de Promoción Industrial, que ya se estudia por los agentes sociales, y que una vez aprobado se presentará a las Cortes en el primer trimestre de 2016 como marco para negociar un Pacto Parlamentario para la Reindustrialización de la Comunidad conforme al acuerdo político entre la Junta y PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos el 22 de julio.

Por otro lado, para impulsar la expansión exterior de las empresas autonómicas, hasta alcanzar las 6.000 compañías exportadoras al final de la legislatura, la Junta aprobará un nuevo Plan de Internacionalización Empresarial en el primer trimestre de 2016.

Con el fin de mejorar la competitividad de empresas, en materia de infraestruturas, Pilar del Olmo ha incidido en el reto es ponerlo a disposición de las empresas mediante nuevas fórmulas de comercialización, todo lo flexibles que permita la normativa, que van desde el pago aplazado hasta el arrendamiento o los derechos de superficie.

Además, la consejera ha anunciado que la rebaja de uno de los costes fijos más importantes que tienen las empresas lo propiciará una nueva Estrategia de Eficiencia Energética de Castilla y León 2016-2020, mientras que en relación a las energías renovables la meta es mantener la buena posición de la Comunidad en el ámbito nacional y cumplir el objetivo de la UE de que representen el 20 por ciento del total en 2020.

Beneficios fiscales

En materia tributaria, ha asegurado que se desarrollará una "política fiscal contenida", para lo que se mantendrán los beneficios fiscales a la transmisión o herencia de la empresa agraria y familiar y a la inversión empresarial en el IRPF. Además, ha asegurado que, tras un proceso de evaluación, se establecerán nuevas ventajas o se ampliarán las existentes para el fomento del emprendimiento y la creación de empresas que incentiven el empleo. Sin embargo, ha descartado la implantación de impuestos propios que afecten a las pymes y los autónomos, en cumplimiento de los compromisos asumidos.

Además, la consejera, tras destacar la importancia del comercio en la Comunidad -es el principal componente del PIB, con más de 3.500 millones de euros y más de 138.000 empleados, ha asegurado que se mejorará su competitividad a través de la nueva Estrategia para el Comercio 2016-2018 que, entre otras novedades, incluirá la creación de una Red de Agentes del Comercio Interior (RACI); un Plan de Comercialización enfocado a incrementar la presencia de los productos fabricados en la Comunidad en los lineales de las superficies comerciales y a mejorar la distribución en los núcleos rurales; y un Portal del Comerciante que permitirá estar en continua conexión con los destinatarios de este tipo de políticas públicas.

La artesanía, vinculada estrechamente al territorio, será objeto de atención específica con acciones dirigidas a modernizar los talleres y mejorar la promoción, distribución y puesta en valor de la singularidad, creatividad y calidad de los productos.

Asimismo, se elaborará una Ley de Cámaras consensuada con todos los implicados, para convertir a estas entidades en entidades ágiles y adaptadas a la realidad empresarial que presten servicios sin incurrir en duplicidades.

En cuanto a política tributaria, además de mantener los actuales beneficios fiscales, Pilar del Olmo ha adelantado que se reforzarán con nuevas ventajas fiscales para el fomento del emprendimiento y la constitución de empresas. En este mismo marco se encuadra la reducción de la tarifa autonómica del IRPF en 2016, la supresión del tramo autonómico del Impuesto sobre Hidrocarburos desde el próximo 1 de enero y la menor tributación en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en las transmisiones de padres a hijos y entre cónyuges.

La consejera, quien ha recordado el compromiso con la sostenibilidad financiera y la consolidación fiscal, ha anunciado que a partir de 2016 se pretende iniciar la reducción del porcentaje que supone la deuda sobre el PIB autonómico, a lo que ayudará tanto la renegociación de la cartera de préstamos como los mecanismos adicionales de financiación de la Administración del Estado.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.