La Junta de Andalucía ha recordado este martes que la administración que ostenta las competencias para la prohibición del baño en las cascadas del Huéznar es la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), haciendo hincapié además en la labor que desde el Ejecutivo autonómico se desarrolla en lo tocante a campañas de información sobre el uso y disfrute en ese espacio natural.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha respondido así a una pregunta con ruego de respuesta oral del Grupo Popular, planteada en el seno de la Comisión homónima del Parlamento andaluz, sobre el accidente mortal en el que Pedro Sánchez Camacho, un joven de tan solo 19 años y natural de la localidad aljarafeña de Bormujos, falleció recientemente en San Nicolás del Puerto (Sevilla) después de saltar desde la cima de una de las cascadas del Huéznar, un conocido y concurrido paraje natural de este municipio de la Sierra Norte.

El PP, en ese sentido, señalaba que se trata de una zona "no compatible con el baño sin autorización, pero "paradójicamente, en la web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio no aparece esta prohibición, aunque si se advierte de posible riesgo de caída por senderos naturales o la prohibición de acampar en la zona".

Tras dar el pésame a los familiares del fallecido, Fiscal ha recordado que el Plan de Usos y Gestión del Parque Natural de la Sierra Norte determina las zonas de baño y que según la Ley de Aguas la CHG posee las competencias, en tanto que administración hidráulica, en relación a todos los aspectos relacionados con la seguridad y el uso de este recurso.

El titular andaluz de Medio Ambiente, que ha asegurado compartir la "preocupación" por el asunto de los populares, ha recalcado asimismo que Medio Ambiente señaliza recurrentemente la zona con señales de prohibición, si bien una y otra vez los carteles son eliminados por actos vandálicos.

Por otro lado, asegura que en la web de Medio Ambiente "se dice específicamente que el baño está prohibido" y que agentes de medio ambiente visitan el lugar constantemente advirtiendo a los ciudadanos de la prohibición de utilizar las cascadas como zona de baño, teniendo incluso a veces "serios problemas" con los visitantes. Ha afirmado que la Junta, con todo, seguirá haciendo lo posible, incluyendo la ejecución "sistemática" de su obligación de señalizar la zona.

Antes de Semana Santa, previendo la mayor época de afluencia al paraje, desde la Consejería se cursaron escritos a la Guardia Civil y Policía Autonómica con el fin de solicitar apoyo a las labores de vigilancia y control de los agentes de Medio Ambiente.

El acceso a dichas cascadas se puede hacer desde cinco puntos diferentes: los accesos autorizados desde la finca pública tienen señalización de prohibición del baño y permiten el acceso para contemplar el monumento con indicación clara de 'no salirse del sendero'.

Catorce años de incumplimiento "reiterado"

De su lado, el diputado popular Jaime Raynaud ha recordado que, al estar declarado Monumento Natural, por decreto se establece que una de las actividades no compatibles es el baño en esa zona de cascadas. "Difícilmente, si es el Consejo Rector del Parque Natural de la Sierra Norte el que lleva la gestión, puede o debe la Junta hacer oídos sordos a circunstancias como ésta", ha agregado.

Son catorce años de incumplimiento "reiterado" de la prohibición, recuerda Raynaud, que también incide en que el propio alcalde de San Nicolás del Puerto, la localidad más cercana a la ribera y la cascada, se ha dirigido a la Consejería "sin obtener respuesta".

En este sentido, el regidor, Juan Carlos Navarro, aseguraba este pasado sábado que la gente continúa bañándose en las cascadas del Huéznar a pesar del trágico incidente.

Por ello, Raynaud ha urgido a la Junta a adoptar "con quien tenga que hacerlo, sea CHG o municipios", como ente responsable del Parque Natural donde se enclava el paraje, las medidas pertinentes para que estos casos no se vuelvan a producir.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.