La Consejería de Hacienda y Administración Pública ha lamentado las declaraciones del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, al afirmar que "la Junta puede aumentar el gasto un 1,8 por ciento". Estas declaraciones "confirman las sospechas del Gobierno andaluz cuando denunció la pretensión del Gobierno de aplicar la regla de gasto desde una metodología errónea".

Según explica el departamento de María Jesús Montero en un comunicado, esta aplicación "dura" de la regla de gasto en este momento del ciclo económico "impediría que los ciudadanos se beneficien de la recuperación y de la mejora de los ingresos en los próximos presupuestos de la Comunidad".

"La cuantía del gasto no financiero del presupuesto de Andalucía asciende a 29.625 millones de euros. Un incremento del 1,8 por ciento, tal y como ha señalado Sanz, supondrían 533 millones más en el presupuesto de 2016. Lo que se aleja de la cifra de 1.700 millones que anunció Rajoy", ha indicado la Consejería.

Desde la Consejería se lamenta que Rajoy anunciara "a bombo y platillo" 1.700 millones más para la Comunidad de cara al presupuesto de 2016, cuando las cifras que facilita el delegado del Gobierno, Antonio Sanz, "sólo permitirían un crecimiento en 533 millones de euros".

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, criticó tras el último Consejo de Política Fiscal y Financiera la pretensión del Gobierno central de obligar a las comunidades autónomas a aplicar en 2016 de forma "incorrecta" la regla de gasto, lo que supondría "dedicar el incremento de la financiación prevista a preamortizar por adelantado el pago de la deuda a los bancos, en lugar de destinarlo a estimular la actividad económica y a combatir el desempleo".

Además, este aumento del 1,8 por ciento "tiene poco que ver con el 6,9 por ciento de incremento de la recaudación del Estado anunciada hoy por el Ministerio de Hacienda. O con el aumento del 4,7 de los ingresos tributarios en los Presupuestos Generales del Estado", ha añadido.

Según ha recordado la Consejería, en sus declaraciones, el delegado del Gobierno, Antonio Sanz, afirma que las comunidades autónomas "tienen que cumplir con la regla de gasto del 1,8 por ciento y con el objetivo de reducción del déficit". Y ha recordado las palabras del ministro Cristobal Montoro, quien expresó tras el último Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que "siete de cada diez euros que reciben las comunidades autónomas son para déficit y deuda. No vamos a permitir que los mayores ingresos supongan incremento de gasto".

Propuesta metodológica

Ante esto, la Consejería de Hacienda insiste en que Andalucía "es una comunidad cumplidora, que lleva dos años cumpliendo con su objetivo de déficit y con una deuda 2,5 puntos por debajo de la media de comunidades autónomas". En este sentido, el Gobierno andaluz ha asegurado que "se van a agotar todas las vías de diálogo para que la regla de gasto se ajuste a lo que marca la normativa comunitaria.

Así, la Consejería de Hacienda va a remitir al Ministerio de Hacienda una propuesta metodológica para aplicar la regla de gasto en el contexto de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, "que la haga compatible con un incremento de los recursos destinados a los servicios públicos fundamentales y a la inversión y la creación de empleo en el presupuesto de la Comunidad para 2016".

Para el Gobierno andaluz "es una prioridad que el incremento de la financiación vaya a aumentar el gasto para estimular la actividad económica y combatir el desempleo".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.