La Policía Nacional ha detenido en el sur de Tenerife a seis personas pertenecientes a una empresa ficticia que habría defraudado a la Seguridad Social unos 41.000 euros a través de contratos falsos a inmigrantes por los que llegaban a cobrar entre 300 y 450 euros.

Entre los detenidos se encuentra un abogado, presunto impulsor de la trama, que posee una gestoría en Guaza, en el municipio de Arona, en la que vendía los contratos para la obtención de prestaciones o subsidios por desempleo y la obtención de permisos de residencia.

Como consecuencia de las investigaciones realizadas por la Policía Nacional, se tiene constancia de que, al menos en un caso, el contrato de trabajo se habría facilitado a cambio de favores sexuales.

La Policía Nacional recomienda que ante la sospecha de que los contratos puedan adolecer de legalidad, las posibles situaciones de residencia autorizadas con los mismos se revisarían perdiéndose la vigencia de la regularización.

El cabecilla de la trama fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción numero Uno de Arona, encontrándose en la actualidad en libertad con cargos a espera de juicio, quedando el resto de detenidos en libertad. Dos personas también han sido imputadas en el transcurso de la investigación.