El delegado del Gobierno en Ceuta, Nicolás Fernández Cucurull, ha deseado este martes que la sociedad "no se acostumbre nunca" a las tragedias que con relativa frecuencia registra el fenómeno migratorio como la que este lunes se cobró la vida de un joven de origen subsahariano que falleció ahogado en la costa de la ciudad autónoma cuando intentaba llegar junto a otros 12 indocumentados a territorio español.

En declaraciones a los periodistas, Fernández Cucurull ha tildado de "drama" el suceso y lo ha interpretado como la enésima prueba de que el de las migraciones es un fenómeno que "excede las capacidades de cualquier país para darle una respuesta unilateral" y que, por lo tanto, "debe ser abordado por la Unión Europea en su conjunto".

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Ceuta han asegurado este martes que las Fuerzas de Seguridad descartan que en la lancha de fibra matriculada en la ciudad autónoma en la que viajaban el fallecido y sus compañeros navegasen más indocumentados, como apuntaron los migrantes en un primer momento.

El cadáver, al que se considera prácticamente imposible poder identificar, recibirá sepultura en el cementerio de Santa Catalina, a pocos metros de donde murió, cuando lo autorice la Autoridad Judicial a la que ha correspondido la instrucción de las diligencias abiertas previa realización de la preceptiva autopsia.

Consulta aquí más noticias de Ceuta.