'Nosotros no nos mataremos con pistolas' regresa a la ciudad de Valencia tras su paso por la Sala Ultramar y el Rialto. En esta ocasión, estará en el Teatre Talia del 2 al 13 de septiembre para profundizar en el "vacío de las vidas golpeadas por la crisis" de un grupo de treintañeros nacidos en la generación de los 80, los llamados 'millennials', que se reencuentran en la fiestas patronales de su pueblo tras varios años sin verse.

El espectáculo se adentra en forma de tragicomedia en las dudas existenciales de una generación "educada para el éxito profesional, con miedo a la mediocridad" que se encuentra "perdida" y pugna por salir del bache de la precariedad y de la incertidumbre. Sus problemas no se ven desde la individualidad, sino con la influencia del contexto político, económico, religioso y social, convirtiéndose en una obra "obra generacional y social".

Así lo ha resaltado este martes en rueda de prensa su autor y director Víctor Sánchez, acompañado del elenco de actores integrado por Bruno Tamarit (premio AAPV a la mejor interpretación masculina de teatro), Silvia Romero (premio AAPV a la mejor interpretación femenina de teatro), Lara Salvador (premio Crisàlide de la AAPV a la actriz revelación) y Román Méndez de Hevia, además de la ayudante de dirección Teresa Juan.

La compañías Tabula Rasa y Wichita Ci decidieron aunar esfuerzos para llevar a cabo este proyecto con el que se asientan en el panorama teatral valenciano y que sido posible gracias al crowdfunding y a la organización de acontecimientos festivos para recaudar fondos. Además, artistas como Paula Bonet, Tiboo, Regina San Martino, Teresa Juan o Laura Agustí han donado su obra para que los beneficios de la venta revirtieran en el montaje y Tórtel ha compuesto la música.

'Nosotros no nos mataremos pistolas' invita a despertar "la risa, el llanto, la reflexión y mucho debate, mucha incógnita sobre qué pasará" después con los personajes, ha avanzado Bruno Tamarit.

La historia nace de la necesidad vital de retratar la vida que se queda después de un abrupto vacío. Una amiga se suicida justo al inicio de la crisis económica que levantó y dejó expuesta la realidad del sistema en el que vivíamos. ¿Cómo quedan sus amigos ante esta falta? ¿Cómo afecta a sus vidas? ¿Qué razones conducen a una persona al suicidio en la sociedad actual?

"carácter muy valenciano"

El montaje indaga en esa vida que nos han dado y nos dan, habla de la necesidad de volver atrás, a los orígenes, de poner en orden la casa antes de continuar. Como telón de fondo a la reunión de viejos amigos, el pueblo se prepara para celebrar las fiestas de la Virgen del Carmen.

En este sentido, tiene un "carácter muy valenciano", ha apuntado Tamarit. El actor ha subrayado el diálogo que se produce entre la vida tradicional de los pueblos, donde las relaciones de amistad que se forjan son "más contundentes, en una edad concreta como es la infancia y la adolescencia", frente a la vida contemporánea de las ciudades.

Consulta aquí más noticias de Valencia.