Preparándose para la llegada de 'El Niño'
Un hombre filipino sostiene un par de paraguas para protegerse de un chaparrón mientras atraviesa una calle del distrito de Quezon, al este de Manila (Filipinas). La Agencia de Meteorología de Filipinas advirtió a los ciudadanos de que se preparen para los fuertes ciclones previstos este año. A causa del efecto del denominado fenómeno 'El Niño', la temperatura del mar ha aumentado provocando que el comportamiento de los ciclones tropicales sea cada vez más errático. Ritchie B. Tongo / EFE

El fenómeno climatológico conocido como El Niño que se registra actualmente en el océano Pacífico tropical se intensificará aún más a finales del año, con un aumento de 2 grados por encima de lo normal en las temperaturas en la superficie del agua, según dijo este martes la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Expertos de esta agencia de Naciones Unidas afirmaron que en agosto esas temperaturas estuvieron ya entre 1,3 y 2 grados centígrados por encima de la media, superando en un grado los umbrales habituales de este fenómeno cíclico.

Los efectos del episodio climático ya se hacen sentir en algunas regiones del mundo "Esto indica que la intensidad del actual episodio de El Niño es muy significativa", y tendrá más fuerza entre octubre y enero próximos, indicó la OMM. Así, el actual fenómeno de El Niño puede convertirse en uno de los cuatro más fuertes registrados en los últimos 65 años.

"Podría hacer que se convirtiera en uno de los cuatro episodios más fuertes de El Niño desde 1950", tras los registrados en los periodos 1978/1973, 1982/1983 y 1997/1988, indicó la agencia de Naciones Unidas.

"Históricamente, es probable que un episodio de El Niño alcance su fase máxima entre octubre y enero del año siguiente, y es frecuente que persista hasta bien entrado el primer trimestre antes de empezar a debilitarse", explicó el organismo.

Los efectos del episodio climático ya se hacen sentir en algunas regiones del mundo y serán más patentes, al menos, durante los próximos cuatro a ocho meses, sostuvo el jefe de la División de Servicios y Aplicaciones del Clima Mundial, Rupa Kumar Kolli.