La Guardia Civil ha detenido a un hombre de nacionalidad marroquí, de 30 años, residente en Tarragona y con antecedentes policiales, por transportar 958 kilogramos de hachís divididos en 30 fardos, casi una tonelada, en una furgoneta de alquiler con la que circulaba por la carretera A-92 en la zona norte de la provincia.

Según han informado fuentes del cuerpo armado, el decomiso de la droga tuvo lugar sobre las 13,15 horas de este lunes a la altura del kilómetro 16 de la A-92 Norte sentido Puerto Lumbreras, en el término municipal de Gor (Granada).

Fue una patrulla de Tráfico del destacamento de la Guardia Civil de Baza la que interceptó el vehículo al comprobar que el conductor no hacía uso en ningún momento de los intermitentes para indicar cambios de dirección y, tras pararlo cuando el conductor se bajó del vehículo, los agentes comprobaron que estaba mucho más nervioso de lo normal y decidieron registrar la furgoneta.

Tras el registro, el ahora detenido, al que se le ha imputado un delito contra la salud pública por tráfico de droga, hirió de levedad a uno de los agentes durante la operación al resistirse a ser detenido a que al verse descubierto, arremetió de forma violenta con el agente que lo custodiaba, lo tiró al suelo e intentó huir pero los otros dos componentes de la patrulla consiguieron darle alcance y detenerlo.

La droga, el vehículo y el detenido fueron trasladados hasta el puesto de la Guardia Civil de Guadix, donde el equipo de Policía Judicial se hizo cargo de la investigación y de la instrucción de las diligencias oportunas.

Los agentes de Policía Judicial sospechan que el detenido es uno de los transportistas de un grupo organizado que opera desde Marruecos, y que vía Málaga y a través de la A-92, trasladan la droga hasta Barcelona.

Durante este mes de agosto, la Guardia Civil se ha incautado de casi 8.000 kilos de hachís en la A-92 a su paso por la provincia de Granada y de más de tres toneladas a lo largo de 2015.

Consulta aquí más noticias de Granada.