El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha constatado este martes que "se pongan como se pongan" hay "una desigualdad en la financiación" autónomica y que como presidente de los valencianos no va a "bajar la cabeza" porque durante "demasiado tiempo se ha estado aquí bajando la cabeza".

Así, ha señalado, tras presentar un plan de gratuidad de libros de texto, que en España en estos momentos hay "un problema real de desigualdad de los ciudadanos se pongan como se pongan" y que le parece "magnífico" que exista el concierto vasco y el sistema navarro de financiación.

Al respecto, ha aclarado: "nosotros no nos oponemos a nada queremos simplemente tener los ingresos que tiene las otras comunidades porque no podemos seguir siendo la última comunidad autónoma financiada". "No puede ser y no lo podemos permitir", ha apostillado.

A partir de ahí, ha señalado que se debe llegar a un gran acuerdo en el que sería "razonable" que "se hablara de todo" porque "no puede hablarse de esta desigualdad manifiesta" y que "además parezca como normal". "No puede ser que digan como en mi pueblo 'es que siempre se ha hecho así'", ha apuntado.

Con todo, ha recalcado que no quiere que de esta cuestión se vuelva a hacer "una polémica absurda" de una cuestión que es "bastante elemental". Así, ha argumentado que entiende que "en democracia se puede hablar de todo".

En ese sentido, ha insistido en que ni le preocupa ni sabe si el País Vasco y Navarra están "suprafinanciadas", sino que lo que plantea es que si se estos parámetros se aplicaran a la Comunitat Valenciana se recibiría entre 6.500 millones más de euros y casi 10.000 millones al año. "Por tanto lo que hablo es de igualdad", ha subrayado.

Del mismo modo, ha insistido en que el planteamiento de la financiación autonómica "no puede ser una confrontación entre territorios" sino que "hay que hablar de toda la tarta", lo que significa que la Administración General del Estado "debe estar ahí" y "hay que priorizar el gasto".

De este modo, hay que priorizar el gasto en pensiones que gestiona el Estado pero también la sanidad, la educación y los servicios sociales que gestionan las comunidades autónomas que "deban tener el respaldo económico para hacer real lo que dice la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA), que es garantizar la suficiencia financiera".

Expliccaiones a moragues

Por otra parte, ha replicado a la advertencia del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de que toda la deuda pública hay que pagarla y le ha instado a que pida explicaciones al actual delegado de Gobierno y exconseller de Hacienda, Juan Carlos Moragues, que fue quien dejó el anterior Gobierno autonómico suuperando el objetivo de défiict permitido.

Puig ha comentado que Montoro "sabe perfectamente" que "cuando este Gobierno asumió su responsabilidad el objetivo de déficit de la Comunitat Valenciana estaba ya superado". En ese sentido, ha apuntado que Moragues sabe "mejor que nadie que el objetivo de déficit cuando va dejar a menos de mitad año el Gobierno ya se había superado".

Con todo, ha recalcado que el Consell "quiere cumplir el déficit", pero que para ello la Comunitat Valenciana "debe contar con la financiación adecuada".

Consulta aquí más noticias de Valencia.