El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha manifestado que la ciudad "ha sabido reaccionar" ante una situación trágica como la explosión ocurrida este lunes en la empresa Pirotecnia Zaragozana, en la que han fallecido seis empleados y otros seis ha resultado heridos.

Santisteve se ha pronunciado así ante los medios de comunicación, en la concentración convocada por el Ayuntamiento ante la puerta del mismo, tras haber guardado un minuto de silencio en recuerdo por los fallecidos en el accidente, que tuvo lugar en las instalaciones de la citada compañía, ubicada a las afueras del barrio rural zaragozano de Garrapinillos.

El alcalde ha asegurado que es el accidente laboral más grave que ha sufrido este país en lo que va de año y ha añadido que "era justo que la ciudad correspondiese con un día de luto oficial y el minuto de silencio".

En este sentido, ha destacado el "buen trabajo" de los bomberos, la Policía y la Guardia Civil, pero también ha querido felicitar por su gran labor a los servicios de urgencias sanitarias.

Santisteve ha explicado que se ha reunido este martes con el equipo de guardia y con el gerente del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, de los que ha dicho que son "profesionales de altísima cualificación" y ha comprobado la buena reacción que hubo de los profesionales que "intentaron doblar turnos y se presentaron cuando no le correspondía".

Casetas está desolado

El alcalde ha apuntado que el barrio zaragozano de Casetas está "destrozado" con motivo del fallecimiento de tres vecinos que eran trabajadores de la empresa de pirotecnia. Asimismo, ha señalado que hay otros barrios afectados en la ciudad, como el de Las Fuentes, donde también vivía alguno de los fallecidos.

Al respecto, Santisteve ha expresado que desde el gobierno municipal "lo único que podemos hacer es acompañar a la gente en su dolor" y ha adelantado que este miércoles, a las 18.00 horas, acudirán al funeral de tres personas en el barrio de Casetas.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.