Mucha era ayer la expectación que había en la ciudad por disponer de nuevo de uno de sus equipamientos culturales más emblemáticos. La mejor muestra de este ferviente deseo fue que alrededor de 3.500 personas acudieron al acto de inauguración del Teatro de la Axerquía, que tuvo como maestro de ceremonias al inigualable guitarrista Paco de Lucía.

No hay que olvidar que este recinto ha permanecido cerrado al público desde principios de la década de los 90. Su apertura ahora se corresponde con el final de las obras de la segunda fase de remodelación del teatro, que se culminará con una tercera y que consiste en la construcción de un espacio cubierto que servirá de sede definitiva para la Orquesta de Córdoba.

El concierto de Paco de Lucía también supuso el pistoletazo de salida al XXVII Festival de la Guitarra, que continuará hoy con la actuación del cantaor Miguel Poveda, quien interpretará su espectáculo Tierra de calma en el Gran Teatro.

Por otro lado, Palma del Río es desde ayer la capital dramática del Sur de España al dar comienzo la XXIV Feria del Teatro de este municipio, que concluirá este viernes. Hasta ese día un total de 32 compañías mostrarán lo mejor de su repertorio en esta cita ineludible.

El programa de hoy en este evento comenzará a las 11.00 horas con la actuación de la compañía Ñía, que representará su obra Michú y yo en la Casa de la Juventud. A lo largo de esta jornada se producirán dos estrenos. Uno de ellos será a la 20.00 horas en la sala B del Reina Victoria, donde se podrá disfrutar de la pieza ¿Próxima cita?, hotel Paraíso, del grupo Síntesis Producciones. El otro es Caja de música, una obra interpretada a partir de las 23.00 horas en la Pérgola por La Calabaza.