Los grados de Magisterio que la Universidad San Jorge (USJ) ha solicitado poner en marcha se ajustan a la normativa, según un informe de los servicios jurídicos del Gobierno de Aragón, por lo que se impartirán desde el curso 2015-2016.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, ha informado de que este lunes ha conocido el informe jurídico, que señala que la tramitación de los grados, "desde el punto de vista procedimental, se ajusta a las exigencias legales".

Tras tomar posesión, Alegría solicitó a los servicios jurídicos "una revisión minuciosa, sosegada" del proceso administrativo que supuso la aprobación de estos grados durante la legislatura anterior, en la que gobernaban PP y PAR.

"Desde el punto de vista legal, se siguieron los procedimientos adecuados", ha reconocido Alegría, remitiéndose al informe, según el cual "la paralización sería ilegal", por lo que la USJ hubiera podido recurrir ante la jurisdicción contencioso-administrativa y el Gobierno regional tendría que atender los daños patrimoniales a la institución académica y los alumnos matriculados.

Pilar Alegría ha dejado clara la posición contraria del Ejecutivo de Javier Lambán a "las formas" del Gobierno anterior, ya que hay "lagunas por todos los sitios" y "se obviaron" algunas cuestiones que no fueron "adecuadas" y que, sin embargo, "no son suficientes para declarar nulo este proceso".

Ha lamentado que el anterior Gobierno "nunca habló" con la Universidad de Zaragoza (UZ) para explicar la puesta en marcha de estos grados, jugando un papel "poco claro". Además, "nunca se informó a las Cortes de Aragón y nunca dio la importancia que merecen a los campus periféricos de Huesca y Teruel".

La consejera ha resaltado que estos campus de la UZ son "elementos vertebradores del territorio", recalcando que "no son exclusivamente un operador económico, sino que juegan un papel social fundamental".

Plan cuatrienial

El Departamento elaborará un plan de ordenación académica para el periodo 2016-2019, que recogerá "esa filosofía de evitar las duplicidades" que ha movido a la UZ a rechazar los grados mencionados. Este martes contactará con ambas universidades para comunicarles que pueden hacer alegaciones al plan en trámite de audiencia.

Este plan se inspirará en los principios de calidad e interés público y se centrará en consolidar los distintos campus apoyando su especialización, actualizar los títulos universitarios e impulsar la inserción laboral de los egresados.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.