José Antonio Alonso
José Antonio Alonso durante su comparecencia en la Comisión de Defensa del Congreso. EFE/Bernardo Rodríguez

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, ha comparecido ante la Comisión de Defensa del Congreso para informar sobre el atentado terrorista contra las tropas españolas en Líbano, que costó la vida a seis soldados .

Los soldados españoles estaban debidamente dotados y entrenados.

Alonso ha iniciado su intervención destacando la excelente labor de las tropas en el Líbano. Según el ministro de Defensa, "el conjunto de los soldados españoles estaban debidamente dotados y entrenados". Y añadió, "que esto no sólo se ha cumplido, si no que todas las decisiones de seguridad han estado por encima de lo exigido".

Según las primeras investigaciones, ha indicado Alonso, un coche bomba, cargado con 50 kilos de explosivo, causó la muerte de los seis "cascos azules" que viajaban en un vehículo blindado BMR, que no disponía de inhibidores de frecuencia.

La polémica sobre los inhibidores de frecuencia

La polémica sobre los inhibidores de frecuencia en los vehículos blindados ha centrado el debate en torno a las condiciones de seguridad de los militares españoles que desarrollan su trabajo en la misión FINUL (Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano). Con respecto a este punto, Alonso ha afirmado "que el despliegue de los inhibidores se hizo con total diligencia".

Para Alonso, "los inhibidores no son la panacea, son simplemente un mecanismo útil de seguridad".

Por último, Alonso ha comentado que va a realizar un cambio de ley, desde ahora, "no habrá distinciones entre las condecoraciones para los soldados caídos en el exterior".

Un cambio de planes en las misiones en el exterior

El ataque del pasado domingo provocó un cambio de planes en las misiones en el exterior y los vehículos blindados BMR con inhibidores instalados que iban a ser enviados a Afganistán en una nueva misión de entrenamiento ahora se trasladarán a Líbano, según acordó Defensa.