La Guardia Civil ha detenido a siete personas, de entre 21 y 59 años, por tráfico de drogas en diversas localidades de la provincia de Cáceres durante la segunda quincena de agosto.

Estas siete detenciones, seis hombres y una mujer, han sido fruto de que la Guardia Civil ha intensificado sus actuaciones en la prevención del consumo de drogas durante estos quince días, en los que se ha logrado desmantelar varios puntos de suministro de droga ubicados por toda la región cacereña.

Las actuacióones se han desarrollado en las localidades de Talayuela, Casar de Palomero, Alcuescar, Ahigal y Trujillo, principalmente en zonas de ocio.

Y es que, según informa la Guardia Civil en nota de prensa, durante el verano hay "dos factores que ayudan a potenciar el consumo de sustancias estupefacientes en pequeños municipios de la provincia", como son por un lado la época propicia para el consumo de la marihuana, y por otro, que las pequeñas localidades aumentan considerablemente el número de habitantes, sobre todo, durante la segunda parte del mes de agosto, debido a fiestas patronales y otros festejos.

Así, en la localidad de Talayuela, tras una "compleja investigación", la Guardia Civil, realizó un registro en una vivienda en la que se intervinieron 157 gramos de marihuana, 12 gramos de hachís, 2 balanzas de precisión, 1 molde para fabricar pastillas, 5 teléfonos móviles, 1 ordenador portátil, 5 libretas bancarias y 750 euros en metálico, consiguiendo detener a los tres moradores de la vivienda por un presunto delito de tráfico de drogas.

Asimismo, y tras realizar varios registros en viviendas de las localidades de Alcuéscar, Casar de Palomero y Ahigal, aprehendió un total de 27 plantas de Cannabis Sativa, siete bolsas que contenían en su interior hachís, marihuana picada y preparada para su venta, así como utensilios para el cultivo y elaboración de la marihuana, encontrando, fertilizantes, abonos, lámparas de calor, picadoras, bolsitas para el suministro de la droga y otros utensilios.

Estas actuaciones culminaron con la detención de los propietarios de los objetos intervenidos como supuestos autores de delitos contra la salud pública.

También, la Unidad de Seguridad Ciudadana (Useci) de la Comandancia de Cáceres, dentro de los dispositivos operativos preventivos que realiza en las diferentes vías de comunicación de la provincia para prevenir el traslado de sustancias estupefacientes por el territorio nacional, intervino el pasado 24 de agosto en la A-V, un total de 32 bellotas de hachís, ocultas en el interior de un turismo.

Los agentes identificaron y detuvieron al usuario del vehículo, un varón de 21 años residente en Madrid, que comunicó a los agentes que traía las bellotas desde Cádiz, ciudad donde las había comprado, por lo que fue detenido por un supuesto delito contra la salud pública.

Con estos servicios, la Guardia Civil ha desarticulado varios puntos de venta de droga en pequeñas localidades de la provincia de Cáceres, previniendo la distribución, venta y consumo de sustancias estupefacientes entre los menores.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.