La vivienda en Baleares en agosto de 2015 tuvo un precio medio de 2.048 euros por metro cuadrado, cayendo un 2,47% respecto a agosto de 2014, lo que supone el segundo ajuste regional menos significativo y una caída por debajo de la media nacional, que descendió un 4,85% hasta los 1.504 euros por metro, según los datos de pisos.com.

Los datos en Baleares registran, asimismo, un ascenso del 0,12% frente al mes de julio. Se trata del incremento autonómico más pronunciado en este periodo. Así, Baleares es la segunda autonomía más cara del país, solo por detrás de País Vasco (2.822 euros por metro cuadrado).

El estudio refleja que en el ámbito provincial, Baleares ocupa el cuarto lugar entre las más caras. En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en agosto de 2015 registra un precio medio de 1.504 euros por metro cuadrado, lo que supone un descenso interanual del -4,86%. La bajada frente al mes de julio es del -0,10%.

Por su parte, Palma arroja una caída mensual del -0,07%, la segunda más leve de España. Frente a agosto de 2014, la capital es la cuarta en el ranking nacional de subidas, registrando un incremento del 1,71%.

Con 1.972 euros por metro cuadrado en agosto de 2015, Palma es la novena capital de provincia más cara, a cierta distancia de Donostia-San Sebastián (4.010 ?/m2), que encabeza el listado de las más costosas.

Datos nacionales

En el ámbito nacional, sólo repuntan los precios en Canarias, donde el incremento interanual de los precios ha sido del 0,71%. Del lado de los descensos, destacan los de Galicia (-9,9%), Murcia (-9,8%) y Castilla-La Mancha (-7,1%).

Con todo, el director general del portal inmobiliario, Miguel Ángel Alemany, señala que el sector "ha abandonado casi por completo los ajustes interanuales de dos dígitos para dar paso a un escenario de repuntes cada vez más amplio y con porcentajes que se van alejando de lo meramente testimonial".

Alemany se refiere concretamente a la recuperación que muestran ciertas urbes de primera línea, donde los incrementos de un año a otro ya están por encima del 3%, mientras que únicamente en una capital de provincia el precio de los pisos usados cae más allá del 10%.

El informe mensual de pisos.com refleja que las regiones más caras en agosto de 2015 son el País Vasco (2.822 euros por metro cuadrado), seguida de Baleares (2.048 euros) y Madrid (2.032 euros). Por contra, las más baratas son Castilla-La Mancha (937 euros), Extremadura (1.146 euros) y Murcia (1.163 euros).