El tercer encierro de la localidad segoviana de Cuéllar, protagonizado por novillos de la ganadería salmantina Coquilla de Sánchez Arjona, ha discurrido este martes sin incidentes reseñables tanto en el campo como en las calles, así como sin heridos por asta de toro.

En la enfermería del coso solamente ha sido atendido un joven de 27 años, vecino de Segovia y con iniciales I. M. F, que ha sufrido un traumatismo en el tórax en el recorrido urbano y ha sido derivado al Hospital para análisis radiográfico, según ha informado a Europa Press el cirujano jefe de la plaza de toros, Pablo Vázquez.

El encierro lo han completado cinco de las seis reses, ya que una ha quedado rezagada en el campo y ha sido anestesiada allí mismo, según ha confirmado el alcalde, Jesús García, al término de la jornada.

La salida de los corrales del río Cega se ha producido a las 8.00 horas con normalidad y, si bien el traslado por el tramo campestre se ha complicado en algún punto al quedar atrás tres de los bravos, los caballistas al conseguido alcanzar la zona alta del embudo con cinco novillos.

El descenso por esa zona, que marca el inicio del tramo urbano, ha comenzado poco después de las 9.30 horas, la hora prevista para la bajada. Las reses han entrado en las calles a las 9.35 horas y, tras propiciar buenas carreras para los mozos y algún momento de tensión al derrotar contra las talanqueras, han ido haciendo su entrada en el coso taurino, donde las dos últimas han llegado pasadas las 9.40 horas.

El regidor de la villa ha valorado la buena marcha de este tercer encierro, que se ha desarrollado con astados que suelen dar buenos resultados, según ha dicho. De hecho, los 'coquillas' de Sánchez Arjona fueron premiados por la Asociación Encierros de Cuéllar como la mejor ganadería de las fiestas de 2014, año en que sus bravos completaron una jornada limpia y rápida.

El encierro de este martes ha roto la tendencia negativa de los dos primeros, que dejaron un muerto por asta de toro el domingo y pánico en las calles al escaparse tres toros en la jornada del lunes, cuando solo un bravo completó el recorrido junto con los bueyes, dos fueron sedados y tres fallecieron extenuados tras su traslado por el campo, según ha confirmado el alcalde.

Las decisiones del segundo encierro

Tras la muerte del primer encierro, en el que perdió la vida un vecino de Rentería (Guipúzcoa) tras sufrir una cornada fulminante en el corazón, la villa luce crespones negros y las banderas ondean a media asta en señal de duelo.

En cuanto a la muerte de las reses el lunes y la polémica que ha generado, Jesús García ha recordado que los toros de El Canario son animales con pesos superiores a los 500 kilos y que tienen mucha casta y pureza, lo que les impulsa a seguir arremetiendo mientras les queda un suspiro de vida.

El regidor ha defendido la decisión de reconducir a tres de los toros escapados de nuevo hacia el embudo e iniciar el descenso hacia las calles, una situación que se ha dado en años anteriores sin que las reses terminaran muertas.

García ha explicado que dio orden para que los dos astados que finalmente emprendieron la bajada —que fallecieron extenuados antes de alcanzar el coso— no llegaran a las calles y fueran guardados en los corrales del embudo, aunque no fue posible por el arranque de los animales. De cualquier forma, ha manifestado que no llevarlos hacia el embudo habría sido más arriesgado por el peligro que entrañaba para la población.

Los bravos alcanzaron la Cuesta de Castilviejo, un entorno que se encuentra a alrededor de un kilómetro del centro urbano, y sembraron el pánico entre quienes permanecían en las inmediaciones de la calle Calvario.

El primer edil ha subrayado que, junto a la Dirección de Campo, se analizan muchos factores a la hora de escoger las ganaderías de las fiestas de Cuéllar, entre ellos el hermanamiento de los astados y sus características para el buen manejo por el campo.

"No traemos cualquier cosa", ha puntualizado el alcalde, quien ha argumentado que en la pasada jornada los toros de El Canario "sorprendieron y dieron problemas". García ha vuelto asimismo a hacer hincapiés en que los toros son animales con mucha casta e impredecibles, que llevan inherente el factor riesgo.

En los dos próximos días está prevista la celebración de sendos encierros con ganaderías de Los Bayones (miércoles) y Guadajira (jueves).

Consulta aquí más noticias de Segovia.