El servicio de Cercanías en la línea C-3, entre las estaciones de Aranjuez y Ciempozuelos, se encuentra suspendido desde el mediodía de hoy tras detectar técnicos de Renfe que la base sumergida de una pilastra del puente sobre el Jarama por el que circulan los trenes registra "un asentamiento anómalo".

Los técnicos de mantenimiento de la compañía realizan operaciones de refuerzo

Durante la realización de las tareas habituales de mantenimiento del puente sobre el Jarama, los técnicos observaron el defecto en la pilastra y, con el fin de garantizar la seguridad de la circulación, interrumpieron el tráfico en la línea C-3 para llevar a cabo las operaciones de refuerzo, según un comunicado de Renfe que no precisa a qué hora podrá restablecerse el servicio.

Los trenes de la línea C-3 circulan con normalidad entre Atocha y Ciempozuelos, donde Renfe ha puesto en marcha un servicio alternativo de autobuses para los usuarios que viajen, en ambos sentidos, entre esta estación y Aranjuez, donde acaba la línea.

Cortado el largo y el medio recorrido

Los trabajos de refuerzo del puente sobre el Jarama han obligado también a interrumpir el tráfico en las líneas de largo recorrido entre Madrid y Valencia, Alicante, Murcia y Almería; y de media distancia entre la capital y Jaén, Cuenca, Albacete y Badajoz por Puertollano.

En las estaciones de Atocha, Chamartín, Aranjuez y Ciempozuelos Renfe ha reforzado el servicio de información a los clientes, al tiempo que se ha establecido una Oficina de Información y Atención al Cliente para canalizar las dudas y peticiones de los viajeros afectados.