Bloques de viviendas
Bloques de viviendas en una ciudad. GTRES

El 2015 es el año del cambio. Eso piensa el sector inmobiliario; que en 2015 la crisis se habrá salvado definitivamente. Tras la estadística de hipotecas publicada este lunes por el INE, los portales inmobiliarios pronostican que el inmobiliario experimentará en 2015 un año de recuperación en buena parte de la geografía española.

La firma de hipotecas sobre viviendas aumentó un 26,3% interanual en el mes de junio –trece meses consecutivos de ascensos–. “La confianza que genera la recuperación de la economía aumenta la demanda de pisos y, por tanto, la de hipotecas. Los bajos tipos de interés ofrecidos por los bancos y el aumento en la concesión de créditos ha permitido que el acceso a la financiación sea más fácil ahora que hace unos años”, explican desde Fotocasa.

Con todo, en medio de lo que para los profesionales de Pisos.com ha sido una "auténtica guerra de condiciones" para atraer y fidelizar clientes por medio de diferenciales cada vez más bajos, desde el portal esperan que el sector continúe creciendo con el impulso de la banca de una manera "sostenible".

Los bancos han abierto el grifo hipotecario y no son tan rigurososDesde Idealista se destaca que el dato de las hipotecas en junio se sitúa en el nivel máximo registrado justo antes de terminar la desgravación fiscal por compra de vivienda en diciembre del año 2012.

Así, sobre las ventas que se realizaron durante el sexto mes del año, las viviendas hipotecadas suponen un 70% del total, porcentaje que refleja que el sector se "recupera" y se "estabiliza", con algo más de tres viviendas financiadas de cada cuatro vendidas. En este contexto, el capital prestado creció un 31,7%, lo que para Idealista supone que los bancos han abierto "el grifo hipotecario" y ya no son "tan rigurosos" con los perfiles que analizan.

“Muchos potenciales compradores que durante los años de crisis esperaron para comprar una vivienda se deciden ahora a hacerlo, animados por las buenas expectativas de la economía. La financiación era algo muy necesario para la recuperación del sector”, dicen en Fotocasa.