Rita Barberá atiende a una joven, familiar de una de las víctimas
Una de las familiares de las víctimas conversa con Rita Barberá en presencia de Juan Cotino (K. F. / EFE) EFE

Un grupo de heridos y familiares de las 43 víctimas mortales del accidente del metro de Valencia ocurrido el 3 de julio de 2006 han protestado esta mañana en la inauguración del monolito erigido en recuerdo de los fallecidos.

Al descubrimiento del monolito, encargado por el Ayuntamiento de Valencia, han asistido la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, y todos los concejales del Ayuntamiento; los vicepresidentes del Gobierno valenciano Vicente Rambla y Juan Cotino, y el arzobispo de Valencia, Agustín García-Gasco.

Los familiares y heridos han acudido con pancartas contra el acto y han proferido gritos como "Queremos respuestas", "Fuera, fuera" y "Caraduras", dirigidos a las autoridades. Posteriormente, han pegado en el monolito adhesivos con mensajes como "No al monolito de la muerte".

El monolito lleva la siguiente inscripción: "En memòria de les víctimes de l'accident del Metro. 3 de juliol de 2006. La ciutat de València". En su base se ha colocado una corona de laurel.