El presidente de turno de la UE, José Sócrates, y el de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, han rechazado de forma categórica volver a reabrir la negociación del futuro Tratado europeo, como pretende Polonia.

No podemos permitir que se reabran cuestiones sobre las que ya se llegó a un acuerdo

Sin mencionar directamente a Varsovia, Sócrates y Barroso, en una rueda de prensa conjunta con motivo del inicio de la presidencia lusa de la Unión Europea, coincidieron en que la principal prioridad comunitaria es redactar ese documento sin renegociar lo ya acordado.

"No existe esa posibilidad", dijo Sócrates en relación a "reabrir el mandato" que ha recibido Portugal de los 27 para elaborar el Tratado europeo que sustituirá a la fracasada Constitución de la UE.

"No podemos permitir que se reabran cuestiones sobre las que ya se llegó a un acuerdo", subrayó por su parte Barroso, en alusión a las pretensiones polacas de volver a negociar aspectos del futuro tratado que considera perjudiciales para sus intereses.

En respuesta a una pregunta, el primer ministro portugués aseguró además que no espera tener problemas con Polonia, sino que, al contrario, "será uno de los principales colaboradores de la Presidencia", porque su cooperación fue esencial para llegar al acuerdo sobre el tratado alcanzado el mes pasado en Bruselas.