Reunión Ciudadana Justicia
Ramon Llena (Coordinador de Jutges per la Democràcia), Montserrat Tura (consellera de Justícia), Montserrat Fernández-Garrido (Dones Juristes), Enric Canet (Casal dels Infants del Raval) y Eduard Ibáñez (director de Justicia i Pau) fueron los participantes en el debate sobre la aplicación de la justicia en Catalunya. (Eros Albarrán) EROS ALBARRÁN

"Desde el Casal del Raval detectamos los menores en riesgo de exclusión social que en un futuro podrían delinquir", expuso el director de recursos humanos de la entidad, Enric Canet.

"Vemos cuáles acabarán cometiendo un delito y habría que buscar una forma de intervenir antes de que esto suceda", añadió.

El sistema es bastante sensible a la especialidad de los jóvenes y les da la oportunidad de integrarse

La consellera de Justícia, Montserrat Tura, estuvo de acuerdo con él al afirmar que "habría que mejorar la atención a los menores", en cuanto a prevención se refiere, y agradeció la implicación de las entidades en la integración de los jóvenes que sufren algún tipo de problemática social.

Ahora bien, la consellera puntualizó que "el sistema es bastante sensible a la especialidad del joven con problemas" y "da la oportunidad de integración" a los menores aunque cometan un delito.

Recordó que de los 5.000 menores que cumplen medidas penales, sólo el 8,8% acaba entrando en un centro en régimen cerrado (262 jóvenes). Por su parte, Enric Canet propuso una colaboración más estrecha entre la administración de justicia y las entidades que trabajan día a día con los menores en riesgo de exclusión.

Fobia paternal

El caso de la niña con supuesta fobia paternal no gustó que saliera en prensa, ni al colectivo Dones Juristes ni a la consellera, que estuvieron de acuerdo en que casos como éste son complicados y, en palabras de Tura, "no se pueden dar pasos con calma si se hace delante de un gran escaparate".

No se pueden dar pasos con calma si se hace delante del gran escaparate de los medios de comunicación

La abogada Montse Fernández-Garrido, que pertenece a Dones Juristes , reivindicó que "no es cierto que las madres en proceso de separación o divorcio pongan en contra del padre a sus hijos".

Fernández-Garrido cargó contra "la falta de formación del personal jurídico en materia de violencia de género".

La consellera Tura admitió que "se trata de juzgados nuevos" y matizó que "tenemos que aprender todos". "Para tratar estos casos, pido abogados de oficio que estén acostumbrados a tratar la violencia de género porque hay que tener en cuenta la especificidad de estas problemáticas concretas", aclaró.

Personal administrativo

"Somos conscientes de que la situación de la Justicia es complicada", expuso el coordinador de Jutges per la Democràcia , Ramon Llena, e interrogó a la consellera sobre en qué punto se encuentran las negociaciones con el Ministerio de Justícia con respecto a la asunción de las competencias en materia de selección y asignación de personal que otorga a la Generalitat el nuevo Estatut.

Montserrat Tura justificó la contratación de interinos por parte de la Generalitat "porque no puede convocar oposiciones para plazas de condición fija" y admitió que "es cierto que (los interinos) no dominan su tarea de entrada, pero acaban siendo buenos trabajadores".

Los interinos no dominan su tarea de entrada, pero acaban siendo buenos trabajadores

"Soy muy optimista y veo muchos cambios positivos en el ámbito de Justicia", expuso la consellera y criticó la "falta de optimismo que sufre buena parte de los que trabajan en el ámbito judicial".

"Si construimos hospitales, el personal sanitario está contento, pero si edificamos más partidas judiciales y mejoramos los antiguos que han quedado obsoletos, genera cierto temor en el personal por el trasiego que conlleva en la organización", apuntó.

Puso como ejemplo de esta renovación el nuevo palacio de justicia que se está edificando en Granollers para suplir hasta siete espacios dispersos en la ciudad. «Hay salas incluso en los sótanos de los edificios», especificó a modo de ejemplo la consellera. «No entiendo cómo se ha llegado a esta situación», sentenció.

Nuevas cárceles

"¿Cuántas cárceles nos podemos permitir en Catalunya?". Ésta fue la pregunta en voz alta que formuló el director de Justícia i Pau, Eduard Ibáñez, después de mostrar su preocupación por la masificación en los servicios penitenciarios.

Ibáñez apuntó como causas de la saturación en las cárceles catalanas a la dureza de la Ley y las "penas de prisión demasiado largas".

Aunque Tura reconoció que existe una masificación en las cárceles, insistió en el hecho de que ha aumentado la población en los últimos años y que, mientrastanto, no se hayan edificado más centros penitenciarios. Respecto al endurecimiento de la ley penitenciaria, la consellera lo atribuyó en buena parte al "pensamiento social" actual.

Ibáñez reclamó una "estabilidad en la financiación" de las entidades civiles que colaboran en la reinserción de presos en Catalunya, ya que, según denunció el director de Justícia i Pau, "las subvenciones son escasas, insuficientes y llegan tarde".