Hoy empiezan las rebajas y lo hacen con los almacenes llenos de género. «La temporada ha sido pésima. El  frío y la lluvia han dejado a los clientes en casa y no se ha vendido casi nada», afirman desde comercios de calzado, bañadores o ropa en general.  «Se ha dado salida a un 20% de lo que se suele vender otros años», informa Teodosio Barbero, de la Mercería Conchita.

Para todos ellos, el fin de semana ha sido largo preparando los descuentos que hoy se podrán disfrutar. «Al principio más bajos, aunque según avanza el mes comienzan a subir», reconocen. En este sentido, donde menos rebaja se notará será en las tiendas de biquinis y bañadores, «aún estamos en plena temporada», afirman desde Calzedonia.

Como ya pasó en las rebajas de invierno, donde no se habían vendido casi ningún abrigo, el consumidor tendrá mucho donde elegir en este periodo de bajada de precios. «Hay de todo. Incluso recuperaremos el 2 por 1, algo que no hacíamos desde hace años. Tenemos que vaciar el almacén», reconoce Jenny Pedrero, de la zapatería Maripaz.

A pesar de todo, los comerciantes esperan que el calor llegue y venga una buena temporada de rebajas. «Mucho ya no vamos a ganar, ahora sólo queda que no perdamos», añade Pedrero.

Las rebajas arrancan hoy y podrán durar hasta finales de agosto.

Nos gastaremos 195 euros

Aunque las rebajas de verano no son tan fuertes como las de invierno, cada vallisoletano se gastará de media en este tiempo unos 195 euros. Esta cantidad permitirá que los comerciantes de la ciudad ingresen hasta 96 millones de euros, un 7% más que el mismo periodo del año pasado. Los consejos para ir de compras en este tiempo son los habituales. Hay que comparar el precio anterior y el rebajado, que ambos se encuentren en el etiquetado y que sólo baje el precio, no la calidad.