Una avería en la catenaria entre las estaciones de Valladolid y de Cabezón de Pisuerga interrumpió ayer   la circulación de seis trenes entre las 14,35 y las 17,50 horas, lo que afectó a algo más de medio millar de viajeros. Dos de los trenes eran de largo recorrido: el Intercity Madrid-Hendaya y el Talgo Alicante-Gijón, mientras que el resto fueron trenes de media distancia con destinos en las ciudades de Madrid y León, informa Efe. La catenaria, el cable suspendido en altura que alimenta de fluido eléctrico a los trenes, fue reparada por técnicos del ente Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).