La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, ha apelado este viernes a la responsabilidad que tienen los consumidores en el mantenimiento de la riqueza de los recursos marinos andaluces evitando el consumo de inmaduros y adquiriendo pescado fresco debidamente etiquetado.

En Motril, en uno de los puntos de información de la campaña de sensibilización que realiza la Junta en las playas durante el verano, Ortiz ha recordado la gran variedad de especies de pescado y mariscos que ofrece el litoral andaluz que, ha asegurado, "es una riqueza que hay que cuidar y mantener porque no es inagotable".

"Si se quiere seguir disfrutando en el futuro del pescado fresco es necesario hacer un uso sostenible de los recursos", ha apostillado y, por este motivo, Ortiz ha señalado que "es necesario contribuir de cualquier modo a concienciar a la sociedad de la importancia de un consumo responsable".

"Los consumidores tienen que aprender a elegir un buen producto y a rechazar aquellos que no cumplen la talla mínima y no estén identificados con su etiqueta", ha explicado la consejera sobre la campaña de sensibilización que la consejería realiza hasta el 31 de agosto en playas y paseos marítimos de 41 municipios.

El objetivo de esta campaña informativa que se realiza cada verano desde 2006 es favorecer un cambio de actitud en la población andaluza ante el consumo de las especies que no alcanzan la talla mínima legal (inmaduros) y divulgar la importancia del etiquetado y la trazabilidad de los productos pesqueros para conocer su origen.

"La etiqueta es como un carné de identidad que debe acompañar siempre al pescado cuando vamos a comprarlo y el aspecto y el precio no deben ser suficientes, es importante conocer la especie, si proviene de pesca extractiva o de acuicultura, dónde, cómo y cuando se ha capturado", ha afirmado Ortiz.

Entre las actuaciones programadas se incluye la instalación de carpas en playas y paseos marítimos para aprovechar la mayor afluencia de público en la costa, con monitores especializados que ofrecen información relacionada, fundamentalmente, con los objetivos de la campaña y talleres dirigidos a la población infantil.

Durante el transcurso de la campaña, está previsto que se realicen 75 actuaciones y el reparto de 9.000 folletos de inmaduros, 7.500 con información de la coquina, 10.000 ictiómetros y 7.000 recetarios, además de otro material complementario de las empresas encargadas de los talleres.

Control policial

Más allá de la campaña informativa, Ortiz se ha referido a las políticas que realiza la consejería para controlar la pesca y vigilar el cumplimiento de las normas, como por ejemplo los periodos de veda, los horarios y días de faena, o evitar la venta de inmaduros.

Así ha destacado el refuerzo de las actuaciones de control de la Inspección Pesquera conjuntamente con la Guardia Civil y la Policía Autonómica, que permitieron decomisar el año 2014 más de 25.000 toneladas de pescado y marisco capturado indebidamente, de las que más de 16.000 eran inmaduros.

En el primer semestre de 2015 se han decomisado 16.424 toneladas de distintas especies, de las que 12.400 eran pescado inmaduro y, en lo que a la provincia de Granada se refiere, entre los años 2010 y 2014 se decomisaron 3.500 kilos de pescado y marisco inmaduro.

La supervivencia de la pesca es esencial en cuanto que es una actividad económica que genera ingresos y empleos y supone un importante motor en el desarrollo de las poblaciones costeras, además de favorecer una gastronomía de calidad que forma parte de los atractivos turísticos de Andalucía.

Visita a la lonja

En el caso de Motril, el siete por ciento de la población ocupada depende de manera directa o indirecta del sector pesquero.

La consejera ha visitado las instalaciones de la lonja en el puerto motrileño, en la que el año pasado se comercializaron 1.224 toneladas de productos pesqueros con una facturación de 4,12 millones de euros.

Las especies más representativas son la quisquilla y el pulpo de roca, que representan más de la quinta parte de la facturación total (22 por ciento), además de la cigala, la sardina y el rape blanco y Ortiz ha conocido también el sistema de gestión integral de residuos del puerto impulsado por el grupo de desarrollo pesquero Granada-Motril.

La iniciativa 'Aguas Litorales Limpias y Solidarias' es un proyecto pionero en Europa, diseñado por la cátedra Relec de la Universidad de Cádiz y en el que participan también el Campus de Excelencia Internacional del Mar (Ceimar) y la compañía IniciaRe Medio Ambiente.

Dotado con un presupuesto de 231.540 euros, coofinanciado por el Fondo Europeo de la Pesca y la Junta de Andalucía, el proyecto consiste la puesta en marcha de un sistema de gestión tanto de los residuos inorgánicos generados en el barco y recogidos en las redes empleadas para la actividad pesquera, como de los residuos orgánicos.

Éstos además tendrán un aprovechamiento social, pues los descartes de la pesca se distribuyen a la población más desfavorecida en colaboración con la Fundación Banco de Alimentos de Granada.

En el primer año de funcionamiento de este sistema, entre noviembre de 2013 y noviembre de 2014, la flota pesquera de Motril retiró más de 47.000 objetos, principalmente de plástico y metal y, en ese mismo periodo, los pescadores motrileños donaron al Banco de Alimentos de Granada 19.603 kilos de pescado de diferentes especies.

Consulta aquí más noticias de Granada.