Vigo estrena hoy, aunque con seis meses de retraso, el Hospital de Día de Oncología. Las nuevas instalaciones, situadas en un edificio anexo al Hospital Xeral, son ocho veces mayor que la actual y albergarán 17 boxes y dos habitaciones individuales con baño, además de diferentes consultas y salas de apoyo.

La ampliación de la unidad, para atender a los miles de pacientes que cada año han de someterse a tratamiento ambulatorio contra el cáncer, era una asignatura pendiente de la Administración y una vieja demanda de los vigueses.

Y es que, la falta de espacio provocó la aparición de largas listas de espera y diversas denuncias por las «condiciones infrahumanas» que sufrían los enfermos en la antigua ubicación en la planta baja del Hospital Xeral.

Con la inauguración del Hospital de Día de Oncología, el Sergas realizará una reordenación de la actividad y revisará los procedimientos y las agendas de citación de los pacientes. De este modo se pretende coordinar todas las actuaciones que se llevan a cabo en la asistencia a un enfermo de cáncer como las citas, las consultas o los análisis. El objetivo que se persigue es el de «minimizar los tiempos de espera y mejorar el nivel de calidad y atención», explican.

Durante el año pasado, un total de 4.833 pacientes necesitaron tratamiento quimioterapéutico en Vigo. En ese tiempo, el servicio de Oncología del Xeral atendió 11.065 consultas externas.