Colas en el bus para ir de rebajas
Decenas de compradores se agolpaban en las paradas frente al centro comercial Grancasa.
Las tiendas ofrecen descuentos que llegan al 50%. Las esperadas rebajas de verano llegaron ayer con interminables colas de compradores en las paradas de autobús próximas a las grandes superficies. Miles de zaragozanos aprovecharon el primer día de descuentos para buscar artículos más baratos (hasta un 50% por debajo de su precio originario) y la mayoría decidió moverse en autobús.

La gran afluencia de gente se notó desde primera hora de la mañana, si bien no hubo excesivos problemas de tráfico. El temor a no tener sitio para aparcar hizo que la mayoría de la población se decantara por el transporte público. En las paradas del centro comercial Grancasa se formaron colas multitudinarias durante las horas punta.

A la caza de descuentos

Los carteles de «rebajas hasta el 50%» resultaron un atractivo aliciente para los consumidores que acudieron ayer a los centros comerciales. Los establecientos se llenaron de gente removiendo ropa y buscando entre montones, con la intención de no marchase con las manos vacías.

Algunos de ellos sentían cierta desconfianza hacia la realidad de los descuentos y habían hecho investigaciones por su cuenta.«Tenía fichada una camisa y vine ayer por la tarde para ver su precio. Así me aseguraba de que hoy habían aplicado la rebaja», comentaba satisfecho un comprador mientras se dirigía a la cola de pago. Cada aragonés se gastará este verano en las rebajas una media de 150 euros, según estiman las asociaciones de consumidores.