La segunda vía de la línea férrea Madrid-Irún, a la altura de la provincia de Ávila, fue abierta este miércoles al tráfico tras permanecer cerrada desde el viernes por una tromba de agua, ha informado ADIF.

Una avalancha de agua y barro echó bajo la trinchera de la vía en unos 60 metros, en el kilómetro 74 y cerca de Las Navas del Marqués (Ávila), el viernes por la tarde.

Tras los trabajos de reparación, una vía fue abierta al tráfico a primera hora de la mañana del domingo, y la segunda el miércoles a las 18,15 horas, si bien los trenes deben reducir la velocidad a 10 kilómetros por hora en este punto, situado cerca de la Comunidad de Madrid.

Consulta aquí más noticias de Ávila.