El Ayuntamiento de Alicante ha pedido a la Junta Directiva del Hércules que permita a los técnicos municipales que entren al estadio José Rico Pérez para comprobar y valorar que efectivamente se han desarrollado los trabajos de reforma que la empresa Aligestión, del constructor Enrique Ortiz, hizo en el campo en el año 2012, ha informado el consistorio.

El alcalde, Gabriel Echávarri, se ha reunido este miércoles con los directivos del Hércules Club de Fútbol, a quienes había exigido las facturas de esos trabajos, que le han entregado las certificaciones de las obras, según han comunicado desde el Ayuntamiento.

En principio, las obras están recepcionadas por el anterior equipo de Gobierno, del Partido Popular, con un certificado firmado por el ex gerente de Urbanismo Enrique Sanus, que al igual que el dueño del Hércules y del estadio, Enrique Ortiz, está imputado en el caso Brugal.

Sin embargo, durante los últimos años varios sectores de la afición se han quejado al respecto y el Echávarri tiene dudas de que ese dinero se invirtiese en la remodelación.

Por su parte, ante la petición de tasar las obras en el campo de fútbol, la directiva del club ha indicado que "el dueño del estadio es Aligestión, no ellos", pero se han ofrecido a "mediar".

Consulta aquí más noticias de Alicante.