El consejero de Salud, Fernando Domínguez, ha abogado por la práctica de interrupciones voluntarias del embarazo (IVE) en la sanidad pública.

El consejero ha hecho estas declaraciones en una entrevista concedida a la televisión Navarra Tv.

Domínguez ha asegurado que la "ley es la que es y hay que aplicarla y en la sanidad pública se puede hacer perfectamente". "Habrá que articular los medios y hacerlo", ha añadido.

A la pregunta de si se derivarán casos a centros hospitalarios de otras ciudades o a la clínica privada abortiva de Ansoáin, el consejero ha dicho que " en principio la idea es intentar hacerlo con los medios públicos".

Sobre la externalización de las cocinas del complejo hospitalario el titular de salud ha explicado que "el planteamiento es intentar revertir lo que se haya privatizado y que dependa de la sanidad pública". Domíguez ha señalado que en la externalización de las cocinas hospitalarias "se perdió muchísima calidad". "El problema es que se piense que la cocina de un hospital es sólo hostelería y no es así", ha incidido.

El titular de sanidad ha añadido que es partidario de "volver al sistema anterior pero, en este momento, hay un contrato en vigor hasta junio de 2016". Domínguez ha apostado por hacer un análisis jurídico y económico, "porque las cocinas están desmanteladas". "Habrá que ver si se puede volver a la situación anterior pero, el criterio es ese", ha asegurado.

Respecto a la atención sanitaria a los inmigrantes irregulares el consejero Domínguez ha comentado que en Navarra "sí, por supuesto". "Lo que se ha hecho a veces es emitir facturas disuasorias y eso creo que tampoco es la política correcta", ha aclarado para añadir que "un ciudadano tiene que ser atendido por el hecho de serlo".

Respecto a la posibilidad de crear un registro de inmigrantes irregulares para concederles un documento de atención sanitaria tal y como plantea el Ministro de Sanidad el titular de salud "cree que tiene visos de ser poco útil ya que el emigrante irregular lleva detrás una historia de miedos a una extradición que el hecho de que tengas que ir a apuntarte a un registro no parece lo más normal". Domínguez ha añadido que "eso va a limitar mucho, hay que articularlo de otra manera y la única que se ocurre es la asistencia a todos".

El Consejero de Salud se ha referido a la situación de los Hospitales Reina Sofía de Tudela y García Orcoyen de Estella y en este sentido ha dicho que "en lo que se pueda se potenciarán los hospitales, pero hay que reorientar la actividad". "En estos dos hospitales hay un excesivo número de camas y habría que reutilizarlas mejor, igual hay que utilizar otras fórmulas pero la idea es no cerrar ninguno de los dos hospitales", ha recalcado.

Sobre los convenios de la sanidad pública con la Clínica Universidad de Navarra, Domínguez ha apuntado que "la idea es potenciar la sanidad pública" pero que "los conciertos no son malos, hay que saber aplicarlos cuando es necesario, no utilizarlos para dotar de recursos a otros centros".

Fernando Domínguez ha insistido en que "hay que fomentar la atención primaria ya que así habrá menos visitas a los especialistas por tanto, va a mejorar toda la sanidad".

Finalmente, sobre la labor desarrollada por el anterior equipo de Salud dirigido por la Consejera Marta Vera, el consejero actual ha comentado que le ha costado "encontrar fortalezas". "Debilidades sí, sobre todo la falta de diálogo con los profesionales. Cuando falta el diálogo falta casi todo", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Navarra.